Las cosas que debes tener en cuenta antes de tener una mascota

Tener una mascota es el deseo de muchas personas. Puede ser muy bonito tener un animal, pero también hay que tomar la decisión con información. Antes de lanzarte a la aventura debes pensar bien la decisión, ya que hay que tener en cuenta muchas cosas como que hay que dedicarles tiempo todos los días, hay que conocer todos sus cuidados o también en el caso de que te vayas de vacaciones deberías tener claro qué hacer con tu mascota.

Y para ayudarte a tomar la decisión en este artículo hemos reunido las principales cosas que debes tener en cuenta antes de tener una mascota.

  • Te va a quitar mucho tiempo

Las mascotas quitan mucho tiempo todos los días y eso lo tienes que tener claro. Si no dispones de tiempo o de ayuda será muy difícil cuidar bien a tu animal. Algunas mascotas requieren menos tiempo como pueden ser algunos roedores, ya que tan solo hay que limpiar sus jaulas y darles de comer. Pero ya es algo que hay que hacer todos los días. Otras mascotas necesitan más tiempo, como los perros, ya que hay que sacarlos a pasear varias veces al día. Por lo que debes contar con tiempo para poder dedicar al cuidado de la mascota.

  • Debes informarte bien de sus cuidados

Por supuesto, antes de tener una mascota debes conocer muy bien sus cuidados y cómo es su alimentación. Esto es una cuestión fundamental. Debes conocer al pie de la letra todo este tipo de cuestiones si no quieres tener ningún susto. Y es que el mínimo descuido como o dar a tu mascota un alimento que no puede comer le puede hacer enfermar.

También debes informarte bien de las vacunas, cada cuánto tiempo visitar al veterinario o los papeles que necesitas para poder tener a tu mascota en regla.

  • Tienes que pensar que harás con tu mascota cuando viajes

Normalmente cuando una persona se plantea tener una mascota piensa en su día a día. Sin embargo, en muchas ocasiones se olvida de que si se va fuera de vacaciones tiene que pensar qué hacer con el animal. Existen muchas opciones sobre qué hacer con el animal en el caso de viajar, pero te vamos a explicar las más habituales.

  • Dejar al animal con un amigo o familiar: la forma más barata es confiar a la mascota a un amigo o familiar que te hará el favor de cuidarla mientras tú estás fuera. Pero no todo el mundo puede contar con esta suerte.
  • Hotel de mascotas: existen negocios que cuidan a los animales cuando una persona se va de viaje. No suelen ser baratos, ya que se paga por cada noche que el animal pasa ahí, pero es una opción a tener en cuenta porque el propietario puede disfrutar de total tranquilidad al saber que su amigo se encuentra en manos profesionales.
  • También puedes viajar con tu mascota: otra opción es llevarte de vacaciones a tu mascota. Esto es mucho más fácil que hace unos años. Incluso la mascota puede viajar en avión y hospedarse en un hotel. “Las mascotas que viajan en avión lo hacen de manera segura y tranquila. Una vez que entran en las instalaciones de la compañía aérea son llevadas a la zona especial habilitada para animales, con veterinarios y personal especializado, ahí asumen su situación y se quedan muy tranquilitos durante el viaje”, explican desde Animales por Avión , empresa especializada en el transporte de animales domésticos. Por lo que puedes viajar con tu mascota y hospedarte en un hotel ‘pet friendly’ sin problemas y así poder disfrutar de las vacaciones junto a tu animal.
  • Dejarlos solos: esta opción no es la recomendable y solo es apta para algunas mascotas pequeñas. Si te vas fuera pocos días puede ser una opción a tener en cuenta, aunque suele dar mucha pena se puede hacer sin problemas. Esta opción como decimos no se puede realizar con algunos animales, pero si con otros como peces, pájaros o roedores. Pero para poder dejarlos solos hay que contar con un dispensador de comida y bebida. En estos artículos se les pueden dejar provisiones para los días que tengas que estar fuera y ellos irán comiendo poco a poco cuando vayan teniendo hambre. También existen otros dispensadores más modernos en los que se les puede indicar cuándo dispensar la comida para que los animales no coman más de la cuenta. Por ejemplo, se puede establecer que dispensen comida todos los días a las 14.00 horas. En definitiva, no es la mejor opción pero puede ser muy útil para algunas personas.

 

  • No es barato tener una mascota

Tener una mascota no es nada barato. Existen multitud de gastos asociados a los que debes hacer frente. Desde la alimentación, sus vacunas y los accesorios que necesitas como una jaula en el caso de una pequeña mascota o si hablamos de un perro necesitarás una correa o un bozal. Esto son pequeños gastos, pero los más importantes y abultados son las visitas al veterinario en el caso de enfermedades o vacunas. Y es que una visita periódica puede ser un gasto bastante fácil de asumir, pero si el animal necesita una cirugía o medicación especial el presupuesto sube de manera considerable.

Para que te hagas una idea de los gastos que puede suponer una mascota el medio Animal’s Health publicó un artículo (que puedes leer completo pinchando aquí) en el que indican que el gasto medio anual por propietario y mascota en España es de 1.260 euros anuales. Esta suma total se divide en 823€ en alimentación, 353€ en gastos veterinarios y 83€ en accesorios y juguetes.

Estas son las principales cuestiones que hay que pensar bien antes de tomar la decisión de tener una mascota. Y a todo esto hay que añadirle amor. Cualquier mascota necesita cariño y dedicación y si quieres ser un buen dueño se lo debes ofrecer.

Los artículos que no deben faltar en el minibar de tu casa

¿A quién no le gustaría tener un minibar en casa? Yo creo que cualquier amante de los cócteles sueña con tener en su hogar con esta zona especial. Pero a diferencia de lo que se puede pensar se puede tener un minibar en casa con muy poco. Por supuesto, lo ideal sería contar con una barra con taburetes y una nevera. Pero puedes hacer un minibar en casa con un carrito camarera. Este tipo de muebles además aportan una estética increíble y no se necesita de mucho espacio.

Pero independientemente de que apuestes por tener un gran minibar o simplemente tu espacio de minibar sea una camarera existen algunos artículos básicos que no deberían faltar. Y los vamos a descubrir en este artículo.

  • Botellas de alcohol y licores

Está claro que en ningún minibar pueden faltar las botellas de alcohol y los licores. Son el elemento fundamental. En tus vitrinas deberían encontrarse tus bebidas favoritas. Además, si están a la vista puedes apostar por tener botellas bonitas o de estilo vintage, ya que ofrecerán un plus de estética y decoración.

  • Cristalería

Además del alcohol que vayas a degustar necesitarás cristalería, es decir vasos y copas donde servir las bebidas. En función de las bebidas que más te guste tomar deberías contar con un tipo de copa u otro. Por ejemplo, si te gusta beber Whisky deberías disponer de un vaso Rock glass, mientras que si te gusta beber Martini no podría faltar en tu minibar una copa cóctel.

  • Vaso mezclador o coctelera

Junto a los elementos básicos de cualquier minibar no estaría de más que contases con una serie de complementos e instrumentos. Entre los complementos más recomendables se encuentra el vaso mezclador. “El vaso mezclador es un artículo que se utiliza para elaborar cócteles. Se diferencia de la coctelera en que el vaso mezclador se emplea para mezclar bebidas en las que no se tienen que batir los ingredientes sino mezclar”, indican desde Giona Premium Glass, marca de cristalería profesional que entre su amplio catálogo cuenta con vasos medidores. Otro artículo recomendable es la coctelera. Además, si el minibar de tu casa va a estar a la vista le dará un toque especial y profesional.

  • Abrebotellas

Para abrir muchas botellas de alcohol es necesario contar con un abrebotellas o sacacorchos. Por lo que no te olvides de tener este instrumento en tu minibar. Existen de diferentes tipos, pero lo mejor es comprar uno de calidad que hará que las botellas se abran bien y no se rompa el corcho.

  • Cubitera

Algunos tipos de alcohol es recomendable enfriarlos en cubiteras. Así que este complemento también sería recomendable para tu minibar. Además, si vas a organizar una fiesta o simplemente quieres degustar algunas copas con tus amigos puedes llenar este recipiente de hielos y así tenerlos cerca para cuando vayas a servir las bebidas.

  • Posavasos

Si no quieres manchar tu casa y que en las mesas o superficies se creen las típicas marcas tras apoyar vasos hazte con unos cuantos posavasos. Son muy baratos y se pueden comprar de diferentes materiales como madera, plástico, corcho o cartón. Cuenta con varios posavasos por si hay invitados en tu hogar porque nunca está de más este accesorio. Tus muebles lo agradecerán.

  • Kit de especias

Si eres un aaficionado de los gin tonics te recomendamos tener un kit de especias, ya que gracias a estos aderezos podrás degustar de interesantes aromas y sabores. En el mercado se pueden encontrar diferentes kits de especias, normalmente incluyen canela, enebro, flor de hibisco, piel de naranja, anís estrellado, pimienta de Jamaica o cardamomo. En función del kit que compres tendrá unas especies u otras, así como la calidad de las mismas puede variar de manera considerable. Además, el formato de los kits puede ser muy distinto de unos a otros. En algunas ocasiones los kits se componen de pequeños sobres de especias, pero otros vienen en preciosas cajas de madera con distintos compartimentos para cada aderezo. La última opción es la más cara, pero quedará genial en tu minibar, ya que también puede convertirse en un elemento decorativo.

En resumen, con los artículos y accesorios enumerados en este artículo puedes disfrutar de un minibar en tu hogar para preparar tus combinados y bebidas favoritas. Como ves, algunos artículos son básicos, pero otros, se tratan de recomendaciones que harán que las bebidas sean de mayor calidad. Pero con muy poco puedes crear tu propio minibar en tu casa.

Estilo francés, 10 claves para aplicarlo en tu hogar

El estilo francés es un tipo de decoración que emana glamour y lujo. Hay mucha gente enamorada de este estilo decorativo, sin embargo, no conjuga muy bien con los amantes del minimalismo. Si eres del primer grupo este artículo es perfecto para ti, ya que te vamos a dar algunas claves para aplicar este estilo decorativo en tu hogar, así como te explicaremos las piezas claves que distinguen a esta decoración y que deberías incluir en tus espacios afrancesados. 

Pero antes de nada vamos a describir un poco mejor el estilo francés, por si no lo reconoces. Este tipo de decoración suele incorporar elementos de estilo rococó, piezas con curvas y los colores predominantes son los pasteles. Si optas por este estilo de decoración tu casa parecerá un auténtico palacio digno de la realeza con un aire romántico y vintage. 

¿Y cuáles son las claves del estilo decorativo francés? Pues vamos a descubrir un total de 10, desde muebles a elementos arquitectónicos. 

  • Lámparas candelabro o de araña 

En un salón o una habitación de estilo francés que se precie no debería faltar una lámpara candelabro o de estilo araña. Estas lámparas son preciosas y muy elegantes, suelen estar diseñadas con multitud de cristales y se pueden encontrar en diferentes colores y con variados diseños, desde modelos muy tradicionales a lámparas candelabro más sencillas y modernas. 

Pero para poder ponerlas hay que disponer de techos altos y espacio, ya que suelen ser de gran volumen. También existen lámparas candelabro pequeñas, pero son mucho menos espectaculares que las grandes. Sobre este tipo de iluminación hay que indicar que limpiarlas es mucho más difícil que otro tipo de lámparas más sencillas, pero el estilo que aportan compensa frente a los inconvenientes. 

  • Sillas medallón 

Otro mueble característico del estilo francés son las sillas medallón, también llamadas sillas Luis XVI. Suelen ser piezas de madera lacada con respaldo redondo y acolchado, al igual que el asiento y tienen un diseño clásico y chic. Quedan perfectas en comedores, tocadores y escritorios o en cualquier espacio clásico. 

  • Molduras en paredes 

Las molduras de escayola son muy características del estilo parisino o francés. Embellecen techos, marcos de puertas y ventanas y además se suelen poner en paredes de color blanco, otorgando elegancia a los espacios y un toque palaciego. Existen diferentes tipos de molduras, seguro que encuentras las perfectas para tu hogar. 

  • Colores pastel 

Los colores pastel predominan en los espacios afrancesados, desde toques textiles a paredes. No obstante, hay que indicar que lo habitual en las paredes es que sean de color blanco o tonos veige, pero también se puede apostar por colores como el verde agua, el azul cielo o el salmón.  

  • Toques dorados 

Y hemos comentado que los colores pastel son característicos de la decoración francesa, pero junto a estos tonos no deberían faltar toques dorados para reforzar el ambiente de lujo y riqueza. Se pueden colocar diferentes elementos decorativos dorados como marcos de espejos, candelabros, marcos de fotos o en ornamentos como tiradores o patas. También se puede apostar por muebles de color oro, como mesillas, mesas o aparadores. Y hay que señalar que los muebles dorados con piezas en vidrio o cristal son perfectos para ambientes de estilo francés. 

  • Mansarda y tejados de pizarra 

En arquitectura francesa destacan las mansardas y los tejados de pizarra. Las mansardas son ventanas ubicadas en el tejado para iluminar buhardillas y desvanes que además de esta funcionalidad aportan un valor ornamental a las fachadas de los edificios. 

Mientras que los tejados de pizarra aportan un estilo señorial, pero este material no solo se utiliza por su estética. “La pizarra cuenta con varias características que la convierten en el material perfecto para cubiertas. Es un material impermeable que protege de las inclemencias meteorológicas como la lluvia, el viento o la nieve. También es duradera y prácticamente inalterable, es sinónimo de longevidad. Y además es un material muy económico”, indican desde la empresa Pizarras y Derivados, especializada en la venta de pizarras

  • Grandes alfombras 

Los espacios de estilo francés se suelen vestir con grandes alfombras con motivos florales que aportan elegancia y color a las habitaciones. Las más utilizadas son las alfombras de Aubusson, típicas de la región homónima situada en el centro de Francia. Son alfombras muy ornamentadas con decoraciones florales. Pero además de este tipo de alfombras también combinan muy bien con este estilo las alfombras de pelo o de estilo persa. 

  • Muebles con capitoné 

Junto a las lámparas candelabro y las sillas medallón otro mueble típico de la decoración francesa son las piezas con capitoné. Este término proviene del francés “capitonner” que se traduciría al español como acolchar. Los muebles de este estilo están acolchados, pero el relleno se ajusta con piezas o botones que crean un dibujo y relieve en las piezas. 

Se pueden encontrar diferentes tipos de muebles con capitoné, pero los más típicos son los sofás y los cabeceros de cama. 

  • Flores en grandes jarrones 

Los jarrones con llamativos ramos de flores frescas dan un toque natural que combina a la perfección con la decoración de estilo francés o parisino. Ramos de rosas blancas o rosas, combinaciones de flores secas o preservadas, todo queda bien, aporta color y naturalidad.

  • Piezas vintage o antiguas 

Y como última clave para habitaciones o ambientes de estilo francés queremos señalar los muebles vintage o antiguos. Puedes reutilizar piezas y darles un toque actual pintándolas de blanco o colores pastel para dar un toque único y diferente a tu hogar. 

Esperamos que este artículo te haya ayudado a encontrar los elementos de estilo parisino o francés perfectos para tu hogar. También hay que indicar que si te gustan los espacios más sencillos puedes combinar estas ideas con otros estilos decorativos. Por ejemplo, ahora están muy de moda las habitaciones de estilo nórdico con algún que otro mueble de estilo francés como el cabecero con capitoné o una silla medallón para romper la estética total de líneas rectas y colores fríos. 

Qué es el síndrome de ojo seco y los principales remedios 

El síndrome del ojo seco es una alteración bastante común que se produce especialmente en la edad adulta y que se debe a muchas causas. Al tratarse de un problema de salud bastante común en este artículo vamos a intentar conocerlo un poco mejor, desde sus causas a los principales remedios o tratamientos. 

· Causas del ojo seco

El síndrome de ojo seco se presenta como decíamos especialmente en personas de edad adulta, pero se estima que este problema lo padece el 20% de la población. Una cifra muy alta, ¿pero cuáles son las principales causas? Pues son bastantes y de variado tipo. Y hay que señalar que se trata de un problema que se presenta en personas que tienen buena salud general. 

Según la página de referencia en temas de salud Medline Plus el ojo seco se puede producir por cambios hormonales que generan como consecuencia que los ojos producen menos lágrimas y a la disminución de la secreción por el envejecimiento. Los cambios hormonales pueden deberse al embarazo, a la toma de pastillas anticonceptivas o por la menopausia, entre otros motivos. 

Pero también el ojo seco puede producirse por una alta exposición al sol, utilizar lentillas, haberse sometido a una cirugía ocular, ser fumador o trabajar durante bastante tiempo frente a pantallas o en lugares con aire acondicionado. También hay que destacar causas relacionadas con algunas enfermedades como el Síndrome de Sjögren, un trastorno poco común y autoinmunitario en que las glándulas que producen las lágrimas se destruyen,  conjuntivitis vírica severa o blefaritis, inflamación de los párpados que origina irritación y enrojecimiento de los ojos. 

· Principales síntomas del ojo seco 

Los principales síntomas que presentan las personas con ojo seco es irritación, enrojecimiento de los ojos, mala visión, pesadez, escozor y lagrimeo. 

Muchas personas piensan que este último síntoma no es compatible con el ojo seco, pero nos lo explican desde la clínica Dra. Cecilia Rodríguez, especializada en cirugía plástica ocular. “El ojo cuando detecta un agente agresor ya sea viento o cualquier tipo de cuerpo extraño se defiende produciendo más lágrima. Si la lágrima es ineficaz por alteraciones cualitativas, se segregará más lágrima para intentar compensar, llegando así a la situación de ojo seco y lagrimeo”, indican desde este centro especializado en estética ocular. 

 Por lo que si sientes el ojo seco, pero a pesar de ello lagrimeas es normal y puedes tener este síntoma, ya que la lágrima es una respuesta innata del cuerpo. 

· Tratamientos y remedios frente al ojo seco 

Y vayamos con una de las cuestiones más importantes, ¿cómo remediar el ojo seco? Pues en rasgos generales se recomienda utilizar lágrima artificial para aliviar el picor o escozor y reducir los principales síntomas del síndrome. 

Pero es importante saber también la causa del síndrome del ojo seco. Porque pongamos el caso de que padeces ojo seco porque estás demasiado tiempo frente a pantallas, por lo que sería interesante reducir ese tiempo o evitar que siguiese causando problemas. Por ejemplo, bajando el brillo o trabajando en espacios con mayor luminosidad para no forzar tanto la vista. Así que es importante determinar la causa. Los especialistas también recomiendan incluso parpadear más a idea y descansar la vista para relajarla. 

También hay que indicar que en algunos casos los médicos suelen recetar suplementos de vitamina A u omega 3 y en algunos casos es conveniente realizar cirugías para evitar el daño corneal. 

Por ello es importante que acudas al médico si ves que tienes molestias de ojo seco que no tienen solución con las lágrimas artificiales, para que determine cómo es tu caso, qué lo produce y cuál es el mejor tratamiento para tu caso particular. Puede que te pidan algunas pruebas para examinar tu caso. Las más comunes son edición de la agudeza visual, tinción de diagnóstico de la córnea, medición del tiempo de ruptura de la película lagrimal, análisis de la tasa de producción de lágrimas o medición de la concentración. Estas son las pruebas más comunes para determinar el síndrome y su grado, ya que hay que indicar que en los casos más graves el síndrome de ojo seco puede dañar la córnea. 

No obstante, tampoco te debes preocupar, la mayoría de personas que padecen este común síndrome tan sólo presentan molestia y su malestar se reduce con el uso de lágrimas artificiales. Pero debes saber todas las cuestiones relativas a este síndrome, sus causas y los tratamientos más recomendados por los especialistas.

Qué es una Sociedad Cooperativa y sus principales características 

Si estás pensando en emprender seguro que tienes multitud de dudas y una tiene que ver con cuál es la mejor forma jurídica para tu emprendimiento. Una forma muy interesante en España son las Sociedades Cooperativas, que a pesar de los grandes beneficios con los que cuentan son bastante desconocidas. Por ello en este artículo vamos a conocer todas sus características.  

· Qué es una Sociedad Cooperativa

Una sociedad cooperativa se trata de una sociedad constituida por varias personas que se asocian bajo libre adhesión y baja voluntaria para realizar actividades empresariales con estructura y funcionamiento democrático, tal y como explica el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. 

Las sociedades cooperativas se pueden distinguir fácilmente, ya que en su denominación deben incluir las palabras S.Coop o Sociedad Cooperativa. Otras características sobre este tipo de sociedad es que deben constituirse por al menos 3 socios en el caso de las cooperativas de primer grado y en las cooperativas de segundo grado deben formar parte al menos 2 cooperativas. 

Para poder constituirse se debe realizar mediante escritura pública que debe inscribirse en el Registro de Sociedades Cooperativas. Se deben presentar además en esta entidad algunos libros oficiales como el registro de socios, las aportaciones al capital social, las actas de la Asamblea General, del Consejo Rector y del Comité de Recursos. También el libro diario y el libro de inventarios y cuentas anuales.

· TIpos de cooperativas 

Existen diferentes tipos de cooperativas y hay que saber distinguirlas, hay cooperativas de primer grado, de segundo grado y grupos cooperativos. 

Respecto a las cooperativas de primer grado existen varias tipologías, desde cooperativas de trabajo asociado, de consumidores y usuarios, de viviendas, agrarias, de explotación comunitaria de la tierra, de servicios, del mar, de transportistas, de seguros, sanitarias, de enseñanza o de crédito. Y este tipo de cooperativas se pueden conformar por 3 socios. 

Las cooperativas de segundo grado deben constituirse (como mínimo) por dos cooperativas, aunque se pueden integrar otros socios, ya sean personas jurídicas, empresarios individuales o socios de trabajo. 

Mientras que los grupos cooperativos se trata de un conjunto de varias cooperativas en las que una ejerce como líder o entidad cabeza de grupo. Y se pueden constituir grupos cooperativos de cualquier clase, tal y como indica el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. 

· Órganos sociales 

Hay que señalar que las sociedades cooperativas deben contar con órganos oficiales, siendo estos la Asamblea general, el Consejo rector, Intervención y Comité de recursos. 

La Asamblea general es un órgano que debe estar formado por todos los socios que forman parte de la cooperativa y en en este órgano cada socio cuenta con un voto. La asamblea general tiene el objetivo de deliberar el futuro de la entidad y adoptar acuerdos o asuntos de su competencia. 

El Consejo rector es un órgano que se encarga de la alta gestión de la entidad, supervisa a los directivos y representa a la sociedad. Según establece la ley este órgano debe estar formado por al menos tres consejeros pero no puede superar los 15 miembros. 

El órgano de Intervención se ocupa de la fiscalización de la cooperativa y tiene el objetivo de comprobar la documentación de la sociedad. 

Por último, el Comité de recursos resuelve las sanciones impuestas a los socios en el Consejo rector. 

· Fiscalidad, responsabilidad y capital 

Una de las principales características y ventajas de las sociedades cooperativas es que cuentan con una ventajosa fiscalidad. “Las Sociedades Cooperativas cuentan con una atractiva fiscalidad. Por ejemplo, en Cantabria pueden acceder a las Subvenciones de Economía Social del Gobierno autonómico, que van desde 10.000 a 25.000 € para creación de cooperativas, más 3.000 € ó 5.000 € por cada socio trabajador que se incorpore a la sociedad”, explican desde Trámites Fáciles Santander Abogados & Asesores, despacho de abogados en Santander que presta  servicios de asesoramiento jurídico, fiscal, laboral y contable. 

En cuanto a la responsabilidad, también es ventajosa, ya que las deudas de los socios estará limitada a las aportaciones al capital social. Sobre el capital hay que señalar que los Estatutos de la sociedad cooperativa deben fijar el capital social mínimo con el que se puede constituir la entidad y que debe ser desembolsado por los socios desde su constitución. Otra cuestión importante sobre el capital social es que las aportaciones de los socios deben realizarse en efectivo y pueden ser voluntarias y obligatorias, y pueden disponer de derecho de reembolso de baja o el Consejo Rector puede rehusar el desembolso del capital por baja. 

Estas son las principales cuestiones y características que debes conocer sobre las sociedades cooperativas. Además, deberías saber que en función de donde quieras crear la sociedad cooperativa deberías informarte de la legislación vigente en la Comunidad Autónoma, ya que varía en cada región.

Conoce los principales tipos de toldos 

Si estás pensando instalar un toldo en tu hogar o negocio para protegerte del sol este artículo te interesa porque te vamos a explicar los principales tipos de toldos existentes en el mercado. Y es que en función de su apertura o diseño se pueden encontrar diferentes tipologías entre las que tendrás que escoger atendiendo al espacio del que dispones, tus necesidades o presupuesto. 

· Toldo de brazo articulado

Los toldos de brazo articulado son un tipo de toldo bastante común. Destacan porque son toldos enrollables y disponen de brazos extensibles que permiten una mayor precisión y estabilidad con los que incluso se puede alcanzar una inclinación de 90 grados. Y gracias a esta inclinación se puede adaptar a todas necesidades. 

Su funcionamiento es muy sencillo, cuando se recoge el toldo poco a poco se van plegando los brazos articulados y al mismo tiempo se va enrollando la tela. Y cuando está recogido ocupa muy poco espacio, por lo que es perfecto para balcones y fachadas y muy utilizado en establecimientos comerciales como para tiendas o terrazas de bares y cafeterías. 

· Toldo cofre y semicofre 

Continuamos con dos tipos de toldos muy similares entre sí, los toldos de estilo cofre y semicofre. 

Los toldos cofre se caracterizan porque contienen un cajetín, una especie de carcasa que permite que el toldo se recoja entero para protegerlo de las inclemencias meteorológicas. Y es que tanto la lona como cualquier parte del toldo no se queda a la intemperie como sí ocurre con otros modelos. Así que lo que ofrecen los toldos cofre es durabilidad, ya que al no enfrentarse a inclemencias meteorológicas como lluvia, viento, contaminación, nieve o rayos solares duran muchísimo más tiempo. 

Mientras que los toldos semicofre son muy similares a los toldos cofre. La diferencia entre ambos modelos es que los toldos semicofres cuentan con cajetín, pero no se recoge todo el toldo, tan solo una parte de la lona y su estructura. Es decir, en los toldos cofre se recoge el toldo en su totalidad, mientras que en los toldos semicofre tan solo una parte. Por lo que los toldos semicofre se exponen más a las inclemencias meteorológicas, por lo que suelen sufrir más daños y durar menos tiempo que los toldos cofre. Como ventaja de los toldos semicofre frente a los cofre hay que destacar el precio, que suele ser bastante más económico. 

· Toldo veranda 

Otro tipo de toldo es el denominado veranda. En este caso, la principal característica es que se trata de un toldo horizontal. El sistema se utiliza en exteriores como jardines con techo abierto o acristalado. Y es que el toldo veranda básicamente es una lona que se desplaza de manera horizontal por medio de guías y tensores que permiten abrir y cerrar el techo gracias al toldo. 

· Toldo punto recto 

En esta lista de tipos de toldos más comunes no podía faltar el toldo de punto recto. “El toldo de punto recto se caracteriza por ser un modelo sencillo que permite una tracción de la lona y una inclinación que puede alcanzar los 180 grados, ofreciendo una cobertura vertical y protegiendo de los rayos solares durante todo el día y sin importar la posición del sol. Son perfectos para ventanas, pero también se pueden adaptar a balcones y fachadas”, explican desde Toldos Clot, empresa de toldos en Barcelona. 

Además de la protección total de los rayos de sol, los toldos de punto recto otorgan privacidad. Muchas familias optan por instalar este modelo cuando tienen ventanas cerca de sus vecinos y se puede ver perfectamente el interior de la vivienda desde el exterior. 

· Toldo capota 

Y el último tipo de toldo que deberías conocer es el toldo capota, un sistema que recibe su nombre por las capotas de los carricoches de bebés, porque el aspecto del toldo es muy similar. Este tipo de toldos se colocan en fachadas y aportan un toque clásico, elegante y diferencial. Normalmente se emplea en tiendas y negocios para poder proteger los escaparates, puertas y ventanas de los rayos del sol. 

· Toldo vertical o cortina 

Los toldos verticales o de estilo cortina es que garantizan la protección vertical de un espacio. Se suelen usar en terrazas, jardines y fachadas para resguardar del sol y del viento estos espacios al aire libre. También permiten conservar la temperatura interior de la vivienda lo que puede suponer un ahorro energético al tener que usar menos la calefacción en invierno para tener una temperatura agradable.

Trucos para hacer grandes coladas

De vez en cuando en el hogar hay que hacer grandes coladas, de artículos que muchas veces ni entran en la lavadora de casa como edredones, alfombras, mantas o cortinas. Y sabemos que este tipo de coladas pueden suponer el desembolso de gran dinero en la tintorería, por eso te vamos a dar algunos trucos para hacer grandes coladas. En algunos casos cómo lavar las prendas más complicadas en el hogar, pero también te vamos a aconsejar los mejores negocios para lavar estos artículos. 

· Lava el edredón en la bañera 

El edredón suele ser de los textiles del hogar más complicados de lavar. Primero por su tamaño que en  muchas ocasiones no entra en la lavadora, pero también por su delicadeza. Para lavarlo puedes optar por diferentes opciones como hacerlo en una tintorería, pero la versión más económica es lavarlo en casa en la bañera. Sí como oyes en la bañera y te vamos a contar cómo deberías hacerlo. 

Lo primero que tendrás que hacer es llenar la bañera con agua templada, pero sin pasarse, ya que cuando introduzcas el edredón subirá considerablemente el nivel del agua. Echa detergente para prendas delicadas. Ahora sumerge bien el nórdico hasta que quede cubierto totalmente de agua. Ahora déjalo un poco y de vez en cuando remuévelo. Si sabes que tiene alguna mancha frotala bien para que desaparezca. Ahora ya podrías aclarar el edredón, para hacerlo vacía la bañera y usa la alcachofa de la ducha para ir echando agua por todas las zonas. Si ves que el jabón no desaparece vuelve a llenar un poco la bañera y aclara bien el edredón. Después escúrrelo para quitar agua y que el secado sea más rápido. Para que se seque bien es mejor hacerlo en exterior y deberías tenderlo bien estirado. Y pasado el tiempo de secado ya tendrías tu edredón limpio. 

  • Acude a lavanderías autoservicio 

Otra opción para lavar el edredón y otras prendas grandes que es imposible hacerlo en las lavadoras del hogar es en las lavanderías autoservicio. Es la opción más barata del mercado, ya que por ejemplo en las tintorerías cobran por prenda y unos precios que rondan por ejemplo los 50 euros el nórdico. Por ello es mucho más económico hacerlo en una lavandería autoservicio. Por un módico precio (que no supera los 8 euros) puedes realizar un lavado, y ahí no solo incluye el ciclo de lavado sino también el detergente y suavizante. Además en el mismo establecimiento puedes posteriormente secar la ropa en secadoras y llevarte a tu casa las prendas totalmente limpias y listas para guardar. En el caso de las secadoras hay que indicar que incluso te puede salir más económico que la lavadora, ya que puedes ir echando dinero a la máquina si ves que necesita más tiempo. Es decir, en la mayoría de negocios de este tipo puedes comprar un secado de media hora por x euros (habitualmente entre 3 y 5 euros), pero posteriormente puedes ir echando monedas adicionales para añadir más tiempo si es necesario. 

¿Y dónde encontrar una lavandería autoservicio? Pues seguro que no te es complicado encontrar una lavandería de este tipo en tu ciudad o incluso en tu barrio, es un negocio emergente en España como demuestran en el periódico El Norte de Castilla en un artículo sobre este tipo de establecimientos que puedes leer completo haciendo click aquí. Además, incluso en algunas gasolineras y centros comerciales puedes encontrar zonas de auto lavandería para aprovechar el tiempo de espera de la colada y hacer la compra o limpiar el coche. 

Pues este tipo de establecimientos son perfectos para hacer este tipo de coladas, ya que disponen de lavadoras y secadoras de gran tamaño en las que entran prendas grandes. Además, los ciclos de lavado suelen ser bastante rápidos. “Las lavadoras semi profesionales disponen de una capacidad que en muchos casos es superior a los 10 kilos. Los ciclos de lavado y secado suelen variar en función del modo escogido y la temperatura, pero normalmente el lavado suele durar entre 30 y 40 minutos, mientras que el secado 40-50 minutos”, explican desde LavaTur, empresa especializada en la gestión y venta de lavadoras profesionales para lavandería. 

En definitiva, en muchas ocasiones sale mucho más económico acudir a estos establecimientos que a otros negocios más caros, incluso cada vez más personas están optando por hacer la colada semanal en las lavanderías antes que en casa. Normalmente porque un electrodoméstico de este tipo no es barato, y cada vez que se enciende supone un consumo importante de agua y luz. También hay que sumarle el coste del detergente y el suavizante. Por lo que si vas sumando costes puede ser interesante olvidarse de hacer la colada en casa, pero también hay que tener en cuenta la comodidad. 

  • Las alfombras, otra prenda complicada de lavar 

Las alfombras son otra de las prendas más complicadas de lavar, especialmente las grandes y las de materiales delicados como el pelo. También hay que tener en cuenta que muchas no se pueden mojar, por lo que para limpiarlas tendrás que aspirar bien la suciedad y sacudirlas. Pero para todas aquellas alfombras que sí se pueden lavar te vamos a indicar cómo es mejor hacerlo. 

El primer paso es limpiar bien la alfombra, debes sacudirla bien e incluso te puedes ayudar de la aspiradora. Este paso es muy importante para eliminar la suciedad antes de lavar. 

Después puedes llenar un barreño de agua o lavarla en la bañera como con el edredón. Al agua añádele detergente y sumerge la alfombra una media hora. Después ve estrujando la alfombra con suavidad y sumergiéndola y sacándola del agua. Tendrás que cambiar el agua un par de veces hasta que cuando hagas ese proceso el agua no esté sucia, entonces la alfombra ya estará limpia. Pero tendrás que aclararla bien para eliminar todo el jabón o detergente. Posteriormente ponla a secar al aire libre bien extendida. Y ya tendrás una alfombra limpia. 

Esperamos que estos tres trucos para hacer grandes coladas y lavar artículos complicados os hayan servido de ayuda y podáis evitar gastos innecesarios en el lavado y secado de grandes prendas textiles del hogar. 

Cinco consejos para proteger tu hogar frente al coronavirus  

Todos queremos protegernos al máximo frente al coronavirus, al igual que intentamos que nuestros seres queridos también cuenten con la máxima protección para limitar la posibilidad de contagio. 

Por ello en este artículo hemos reunido cinco consejos básicos para proteger tu hogar frente a este virus y conseguir que tú y tu familia estéis lo más seguros posibles. Unos consejos muy fáciles de aplicar en el día a día. Así que si todavía no sigues alguna de las recomendaciones de este artículo deberías intentar realizarlas. 

· Guarda bien las mascarillas y lava las reutilizables 

Las mascarillas se han convertido en un accesorio indispensable en nuestro día a día. Cada vez que salimos a la calle debemos ir con ella, ¿pero qué haces con las mascarillas una vez que llegas a casa? Es muy importante guardar bien las mascarillas para limitar la posibilidad de contagio y esparcir los gérmenes por tu hogar.  

Un truco es una vez que llegues a casa guardarlas en un porta mascarillas. Cada miembro de vuestra familia debería disponer de uno para no ensuciar de gérmenes ninguna superficie y evitar confusiones con las mascarillas del resto de personas de la unidad familiar. Aunque si quieres evitar gastar dinero en los porta mascarillas puedes utilizar un simple sobre de cartas. Cada miembro debería tener un sobre, podéis poner vuestros nombres para no equivocaros y así las mascarillas estarán seguras y bien guardadas. 

Y guardar las mascarillas de forma segura no solo lo deberías realizar en casa, sino cada vez que te las quites fuera, ya sea en un restaurante o mientras comes. No es nada recomendable que las guardes directamente en el bolsillo o en el bolso. Así que intenta llevar siempre contigo el porta mascarillas o el sobre. 

Por supuesto, si utilizas mascarillas reutilizables y lavables no deberías olvidarte de lavarlas de vez en cuando. Según los expertos lo ideal y recomendable es lavarlas a diario, después de su uso. Puedes lavarlas en la lavadora junto al resto de la colada, aunque lo mejor es hacerlo a una temperatura superior a 60 grados para eliminar todos los gérmenes y bacterias. Otra manera de lavarlas es introduciendo las mascarillas reutilizables en una disolución de agua con un poco de lejía para desinfectarlas bien y después de estar dentro de esta mezcla durante media hora habría que aclararlas. 

· El gel hidroalcohólico debe ser tu mejor aliado 

Nunca deberías salir de casa sin gel hidroalcohólico para poder aplicarlo al estar en contacto con elementos de uso público como manijas de puertas, el tirador del cubo de la basura, tocar los botones del ascensor o la barandilla del autobús. Es muy importante que tras tocar este tipo de superficies te apliques gel hidroalcohólico. 

El gel hidroalcohólico como es para uso diario debería ser de calidad para garantizar la protección y evitar que las manos sufran. “Para garantizar la seguridad es recomendable optar por geles con alto contenido alcohólico que aseguren una higiene total. También es mejor escoger geles que no necesiten ser aclarados para poder aplicar en cualquier lugar. Así como si se quiere cuidar la piel y evitar que no se dañe se puede optar por geles con Ph neutro. Incluso por ejemplo nosotros disponemos de un desinfectante que cuenta con acondicionadores de la piel que proporcionan un efecto hidratante y nutritivo de las manos, así como una textura suave y sedosa de la piel”, explican desde Stocknet Vallès, empresa de venta de productos y accesorios de limpieza.

· Desinfecta la compra

Cuando comenzó la pandemia todos utilizábamos guantes de plástico en las tiendas o supermercados. Ahora ya no es obligatorio. Y por ello en los productos se concentran gran cantidad de gérmenes porque es muy habitual que toquemos algún alimento y finalmente no lo echemos en el carro. Así puede que nos llevemos a casa productos contaminados por otras personas. 

Por ello es importante desinfectar la compra, es un proceso muy sencillo y que cuando lo realices varias veces asimilarás y harás rápidamente. Lavar la compra puede ser una importante barrera para reducir las posibilidades de contagio. 

¿Y cómo desinfectar la compra? Pues existen muchas maneras diferentes, pero os contaré cómo lo hago yo. Yo a los artículos envasados con plástico les aplico un poco de desinfectante con un aerosol o spray. Después, estos artículos los enjuago o los paso por un poco de agua. Y posteriormente estos productos los seco con un trapo de cocina. El resto de productos que no vienen envasados como la fruta o las verduras las lavo con agua y un poco jabón o lavavajillas antes de guardarlas en la nevera. Así toda la compra ya estaría limpia y desinfectada. 

· Desinfecta tus zapatos con una alfombrilla o desinfectante 

Otra manera de entrar bacterias y gérmenes en tu hogar es a través de los zapatos. Por ello, junto a la entrada de tu casa deberías desinfectar la suela del calzado, ya sea con una alfombrilla desinfectante o simplemente aplicando un poco de spray desinfectante. También puedes optar por utilizar los zapatos de diario solo para la calle y en casa usar un calzado específico o diferente. 

· Ventila de vez en cuando la casa y especialmente con visitas 

La ventilación es indispensable para reducir la posibilidad de contagio en espacios cerrados, tal y como informa la Organización Mundial de la Salud. Y a pesar de que estés en casa y todos los miembros forméis una unidad familiar y en vuestro domicilio no uséis mascarilla nunca está de más ventilar el hogar. 

Por supuesto, si recibís visitas de personas ajenas a la unidad familiar sería muy importante que abrieses las ventanas para aumentar el caudal de ventilación natural. También sería recomendable que hubiese una distancia de seguridad entre vosotros para reducir las posibilidades de contagio. 

En definitiva, estos cinco consejos son muy útiles para protegerte a ti y tu familia frente al coronavirus al reducir las posibilidades de contagio. Si todavía no realizas alguno de estos consejos deberías introducirlos en tu rutina diaria para que la probabilidad de contagio baje.