Aumenta la rehabilitación de edificios en España.

Según el Colegio de Arquitectos, en el primer semestre del 2022 aumentó un 24% el número de viviendas visadas para…

Las bebidas alcohólicas más consumidas del mundo

Seguro que alguna vez te has preguntado cuáles son las bebidas más consumidas. Pues en este artículo vamos a dar…

El hormigón, armado o sin armar

Material por excelencia para la construcción actual. Esta amalgama de elementos, denominada también argamasa, es una mezcla de cemento, grava, arena y agua. En proporciones variables, según su finalidad y con añadidos extra en según que ocasiones. A esos extras, se les llama aditivos. A priori, hacer hormigón guarda semejanzas con la cocina.

Material por excelencia para la construcción actual. Esta amalgama de elementos, denominada también argamasa, es una mezcla de cemento, grava, arena y agua. En proporciones variables, según su finalidad y con añadidos extra en según que ocasiones. A esos extras, se les llama aditivos. A priori, hacer hormigón guarda semejanzas con la cocina. Una receta básica y sus variantes que dan como resultado, diferentes tipos de hormigón con propiedades acordes a su finalidad.

Para los más curiosos, diremos que la receta básica del hormigón, consiste en mezclar, una parte de cemento, tres partes de arena, cuatro partes de grava y una de agua.

La cantidad de agua puede aumentarse para obtener tipos de hormigón más trabajables. Aunque esto implica que, a mayor cantidad de agua, menor resistencia ofrecerá el hormigón.

Para preparar un buen hormigón, hay que proceder del mismo modo que para preparar una buena masa en pastelería: en primer lugar, toda la carga sólida, en este caso, denominados áridos, como son el cemento, la arena y la grava, posteriormente, de forma progresiva, se va añadiendo el agua. Se mezcla hasta obtener el resultado deseado.

Habitualmente, se mezcla con acero, dando lugar al hormigón armado y es, sin duda alguna, el material de construcción más utilizado, tanto para obras grandes como pequeñas. Los resultados que ofrece, su maleabilidad y el secado rápido, lo convierten en un ingrediente principal para las obras de ingeniería civil.

Destaca entre sus características principales, por su versatilidad y sumisión plástica que permite moldearlo y darle la forma deseada. Es un material altamente resistente a la compresión y soporta la tracción gracias a los armados o tensados.

Profesionales del sector como Eiros, nos han hablado de las múltiples ventajas que ofrece este material a la hora de trabajar con él. Entre ellas, podemos encontrar las siguientes:

– Su fraguado. Al endurecerse adquiere gran resistencia.
– Versatilidad. Cuenta con propiedades plásticas.
– No es necesario su calentamiento para fabricarlo.
– Tiene gran durabilidad.
– Soporta la radiación nuclear y temperaturas elevadas (máximo cuatrocientos grados).
– Se adhiere bien al acero.
– Sus propiedades de dilatación son simulares a las del acero, evitando la corrosión.
– Pueden fabricarse diversos modelos, con relieves, colores y es aplicable a muchas técnicas de construcción.

Composición del hormigón

Como ya hemos comentado, la receta básica del hormigón, cuenta con cuatro ingredientes esenciales. El cemento que actúa como aglomerante, la arena, la grava que suele añadirse junto a granos sintéticos y el agua. Aparte, aire aprisionado y los agregados o añadidos que requiera.

De estos ingredientes, la arena es el agregado que más influye en las características y propiedades finales del hormigón. Las mejores arenas que se pueden utilizar, son aquellas que se lavan con agua dulce. Los agregados densos como la piedra, proporcionan al cemento mayor densidad, aportando entre el sesenta y setenta y cinco por cien del volumen total del hormigón. El tipo y tamaño de la grava, depende en gran medida de la finalidad del uso del hormigón.

El agua debe contar con el menor número de impurezas posible, pues las mismas pueden afectar tanto al tiempo de fraguado como a su resistencia. Igualmente, las impurezas del agua pueden derivar en eflorescencia, manchas, corrosión, inestabilidad en el volumen y reducción de su durabilidad. Por estas razones, el agua a utilizar para fabricar el hormigón debe ser tratada con la pretensión de eliminar el mayor número de impurezas.

Tipos de hormigón

Según la finalidad o las necesidades del cliente, los fabricantes de hormigón, ofrecen distintas soluciones y tipos de este material tan conocido como utilizado.

Una de esas soluciones, es la innovadora mezcla de hormigón preparado. Las ventajas de este preparado son la mejora de su trabajabilidad y la retención del hormigón. Cuenta con la propiedad de la habilidad a las resistencias tempranas y una reducción al agua. Puede transportarse en un camión de mezcla, donde se mezclan completamente los ingredientes de manera parcial en el lugar de origen o de destino. Contiene entre sus ingredientes fibras, módulos de viscosidad, acelerantes de fraguado y plastificado.

Dentro de sector se ofrece la posibilidad de adquirir paneles o bloques de hormigón prefabricado. Dentro de esta categoría, se encuentran el hormigón prefabricado ligero y el pesado.

El primero es ideal para los enfoques arquitectónicos más innovadores. Su capacidad de adaptación al proceso industrial, ofrece los mejores acabados, además de poder añadir otros aditivos. Dentro de la propia obra, trabajar con hormigón prefabricado, proporciona un manejo más rápido y sencillo, a la vez que ofrece una resistencia temprana y requiere menor uso de agua.

Conocido como hormigón armado, el hormigón prefabricado pesado, se vierte en el lugar donde se esté realizando la construcción y se realiza el ensamblado. Algunos prefabricados cuentan con formas y dimensiones estándar para utilizarse en tablones.

Este tipo de hormigón en particular, puede utilizarse en cualquier tipo de obra siempre que el la forma y el tamaño sean compatibles con la estática, la resistencia y la rigidez de los materiales y las restricciones propias del encofrado el transporte, su manejo y la propia construcción.

La arquitectura moderna, demanda otras propiedades a este material: la estética es muy importante en la construcción. De ahí, la necesidad de jugar con texturas, formas y colores que satisfagan los requisitos estéticos que requiere la arquitectura actual. El hormigón estético, ofrece todo eso y mucho más

Otra de las soluciones que ofrece el sector para la construcción, es el hormigón proyectado. En este caso, se realiza una mezcla de elevada calidad para ser rociado de manera neumática a través de una boquilla. Esto se hace a una alta velocidad sobre una superficie prepara para tal fin. Es la opción por excelencia para las obras subterráneas.

El hormigón impreso ofrece la posibilidad de instalar suelos decorativos de este excelente material y el reforzado con fibras, está en la actualidad, siendo el hormigón de elección por su gran variedad de utilidades en las obras civiles.

Ya sabemos un poco más sobre este material, duro y perdurable; resistente y versátil que podemos encontrar, prácticamente, en todas las construcciones.

Comparte:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Kinafernandez.es

Artículos relacionados

Aumenta la rehabilitación de edificios en España.

Según el Colegio de Arquitectos, en el primer semestre del 2022 aumentó un 24% el número de viviendas visadas para la rehabilitación. Respecto a la segunda mitad del año aún no hay datos oficiales publicados, pero todo apunta a que va en la misma dirección.

Las bebidas alcohólicas más consumidas del mundo

Seguro que alguna vez te has preguntado cuáles son las bebidas más consumidas. Pues en este artículo vamos a dar respuesta a esta pregunta atendiendo al estudio “Consumo mundial de las principales bebidas con alcohol del mundo en 2021” publicado por Statista que puedes consultar pinchando aquí.

Distimia: la depresión crónica

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la depresión, es una de  las enfermedades mentales que más afecta a la población mundial. A la zaga del grupo de los trastornos de la ansiedad, la depresión afectaba, según datos de dos mil diecinueve, a doscientos ochenta millones de personas. Estos datos, inevitablemente han sido superados tras la pandemia.

Barbacoas de gas, la mejor excusa para quedar con los amigos

¿A quién no le gusta una quedada con los amigos? Una cervecita, unos ganchitos, unas patatitas… y una buena carne a la barbacoa. ¡Sublime! Y es que vivimos en un mundo tan acelerado que quedar con los amigos es, cada vez más, un lujo que estamos comenzando a perder.