El paso de los años nos ha ido dejando una buena noticia en lo que respecta al cuidado de nuestra salud. Y es que somos cada vez más conscientes de lo importante que es una salud dental de calidad, que nos permita disfrutar de la comida y bebida que tanto nos gusta y que, por tanto, contribuya de una interesante manera a potenciar la calidad de vida de la que disponemos. Ni que decir tiene que a todo el mundo le gustaría poder presumir de su sonrisa y del buen estado de sus dientes. Pero tradicionalmente no hemos cuidado de ellos como realmente se merecen.

Por suerte, vamos mejorando. Cada vez han sido más las personas que han empezado a cuidar de sus dientes, aunque sea por el hecho de que se hayan llevado algún susto como consecuencia de no haberlo hecho previamente. No importa. A veces estas cosas nos sirven para escarmentar. Lo que de verdad tiene un importante valor es que tengamos la capacidad de no tropezar dos veces con la misma piedra y que seamos lo suficientemente hábiles para no repetir errores del pasado, errores que seguramente nos han llevado a pasar por el dentista para algo más que para una simple revisión.

Una noticia publicada en la web del diario ABC informaba de que más de la mitad de los habitantes de nuestro continente no conserva su dentadura natural completa. Se trata de un dato que a mucha gente le parecerá uno más. Seguramente, al término del día de su publicación, quien leyera la noticia no recordara la cifra exacta. Pero lo cierto es que es terrorífica y revela una falta de cuidado con respecto a nuestros dientes que debería preocuparnos y que haríamos bien en mantener atendida. En este campo, el refrán «mejor prevenir que curar» alcanza su expresión literal.

Pero, como os comentábamos al principio, las cosas están cambiando. Y lo están haciendo precisamente gracias a la incidencia de diferentes programas de actuación y campañas de marketing que llevan teniendo a los niños como principal público objetivo desde hace años. Es precisamente este grupo el que está abanderando el cambio que en los últimos años se está produciendo en España y en Europa. Y es que los más pequeños (y los que ya no lo son pero lo eran cuando recibieron la influencia de estos programas) son los que tienen bien aprendida la importancia de cuidar de su boca y sus dientes.

El portal web Infosalus informaba de algunos de los tips que son necesarios a la hora de educar a un niño en lo que respecta a cuidar de su salud dental. En esos tips se comentan algunos asuntos relativos al cepillado, la buena alimentación o la protección dental cuando se realiza alguna práctica deportiva. Es a través de este tipo de consejos como los agentes relacionados con la salud y la odontología han conseguido hacer valer su influencia sobre los jóvenes para que cuiden de ese tesoro que es su salud dental.

Hay motivos para pensar que el estado de salud dental de los españoles va a continuar mejorando en los próximos años. Y es que son los jóvenes los que están liderando un cambio que van a ir transmitiendo de generación en generación, haciendo posible que cada vez un porcentaje mayor de la población tenga en cuenta la importancia del cuidado de su boca y dientes. Así es como nos lo cuentan desde la clínica dental Galván Lobo, cuyo crecimiento se ha cimentado en su mayor medida por clientes que todavía no alcanzan los 30 años y que han demostrado un alto grado de compromiso con su salud dental.

Un motor de cambio con proyección 

Tener a un público joven como el más representativo de un negocio o de un proyecto tiene una serie de ventajas que no nos podemos permitir pasar por alto. La principal es que se trata de un grupo de población que es especialmente interesante desde el punto de vista publicitario puesto que utiliza una enorme cantidad de recursos y materiales relacionados con el marketing digital. Y ya sabemos el enorme grado de difusión que tienen esos medios. La verdad es que contar con los jóvenes para potenciar la salud es una verdadera suerte.

Huelga decir que tenemos que seguir por este camino en los años que están por venir. Lo importante y lo difícil muchas veces en el campo de la salud dental es mantener el hábito una vez que lo hemos adquirido. Y es que no cabe la menor duda de que no todo el mundo lo hace, por mucho que los datos hayan mejorado. Estamos convencidos de que, más pronto que tarde, esos datos serán mejores de lo que son hoy. Pero eso tiene que ir directamente relacionado con la insistencia en la importancia del cuidado dental por parte de las autoridades públicas y del sector odontológico.

 

Deja una respuesta