Conoce los principales tipos de toldos 

Si estás pensando instalar un toldo en tu hogar o negocio para protegerte del sol este artículo te interesa porque te vamos a explicar los principales tipos de toldos existentes en el mercado. Y es que en función de su apertura o diseño se pueden encontrar diferentes tipologías entre las que tendrás que escoger atendiendo al espacio del que dispones, tus necesidades o presupuesto. 

· Toldo de brazo articulado

Los toldos de brazo articulado son un tipo de toldo bastante común. Destacan porque son toldos enrollables y disponen de brazos extensibles que permiten una mayor precisión y estabilidad con los que incluso se puede alcanzar una inclinación de 90 grados. Y gracias a esta inclinación se puede adaptar a todas necesidades. 

Su funcionamiento es muy sencillo, cuando se recoge el toldo poco a poco se van plegando los brazos articulados y al mismo tiempo se va enrollando la tela. Y cuando está recogido ocupa muy poco espacio, por lo que es perfecto para balcones y fachadas y muy utilizado en establecimientos comerciales como para tiendas o terrazas de bares y cafeterías. 

· Toldo cofre y semicofre 

Continuamos con dos tipos de toldos muy similares entre sí, los toldos de estilo cofre y semicofre. 

Los toldos cofre se caracterizan porque contienen un cajetín, una especie de carcasa que permite que el toldo se recoja entero para protegerlo de las inclemencias meteorológicas. Y es que tanto la lona como cualquier parte del toldo no se queda a la intemperie como sí ocurre con otros modelos. Así que lo que ofrecen los toldos cofre es durabilidad, ya que al no enfrentarse a inclemencias meteorológicas como lluvia, viento, contaminación, nieve o rayos solares duran muchísimo más tiempo. 

Mientras que los toldos semicofre son muy similares a los toldos cofre. La diferencia entre ambos modelos es que los toldos semicofres cuentan con cajetín, pero no se recoge todo el toldo, tan solo una parte de la lona y su estructura. Es decir, en los toldos cofre se recoge el toldo en su totalidad, mientras que en los toldos semicofre tan solo una parte. Por lo que los toldos semicofre se exponen más a las inclemencias meteorológicas, por lo que suelen sufrir más daños y durar menos tiempo que los toldos cofre. Como ventaja de los toldos semicofre frente a los cofre hay que destacar el precio, que suele ser bastante más económico. 

· Toldo veranda 

Otro tipo de toldo es el denominado veranda. En este caso, la principal característica es que se trata de un toldo horizontal. El sistema se utiliza en exteriores como jardines con techo abierto o acristalado. Y es que el toldo veranda básicamente es una lona que se desplaza de manera horizontal por medio de guías y tensores que permiten abrir y cerrar el techo gracias al toldo. 

· Toldo punto recto 

En esta lista de tipos de toldos más comunes no podía faltar el toldo de punto recto. “El toldo de punto recto se caracteriza por ser un modelo sencillo que permite una tracción de la lona y una inclinación que puede alcanzar los 180 grados, ofreciendo una cobertura vertical y protegiendo de los rayos solares durante todo el día y sin importar la posición del sol. Son perfectos para ventanas, pero también se pueden adaptar a balcones y fachadas”, explican desde Toldos Clot, empresa de toldos en Barcelona. 

Además de la protección total de los rayos de sol, los toldos de punto recto otorgan privacidad. Muchas familias optan por instalar este modelo cuando tienen ventanas cerca de sus vecinos y se puede ver perfectamente el interior de la vivienda desde el exterior. 

· Toldo capota 

Y el último tipo de toldo que deberías conocer es el toldo capota, un sistema que recibe su nombre por las capotas de los carricoches de bebés, porque el aspecto del toldo es muy similar. Este tipo de toldos se colocan en fachadas y aportan un toque clásico, elegante y diferencial. Normalmente se emplea en tiendas y negocios para poder proteger los escaparates, puertas y ventanas de los rayos del sol. 

· Toldo vertical o cortina 

Los toldos verticales o de estilo cortina es que garantizan la protección vertical de un espacio. Se suelen usar en terrazas, jardines y fachadas para resguardar del sol y del viento estos espacios al aire libre. También permiten conservar la temperatura interior de la vivienda lo que puede suponer un ahorro energético al tener que usar menos la calefacción en invierno para tener una temperatura agradable.

Trucos para hacer grandes coladas

De vez en cuando en el hogar hay que hacer grandes coladas, de artículos que muchas veces ni entran en la lavadora de casa como edredones, alfombras, mantas o cortinas. Y sabemos que este tipo de coladas pueden suponer el desembolso de gran dinero en la tintorería, por eso te vamos a dar algunos trucos para hacer grandes coladas. En algunos casos cómo lavar las prendas más complicadas en el hogar, pero también te vamos a aconsejar los mejores negocios para lavar estos artículos. 

· Lava el edredón en la bañera 

El edredón suele ser de los textiles del hogar más complicados de lavar. Primero por su tamaño que en  muchas ocasiones no entra en la lavadora, pero también por su delicadeza. Para lavarlo puedes optar por diferentes opciones como hacerlo en una tintorería, pero la versión más económica es lavarlo en casa en la bañera. Sí como oyes en la bañera y te vamos a contar cómo deberías hacerlo. 

Lo primero que tendrás que hacer es llenar la bañera con agua templada, pero sin pasarse, ya que cuando introduzcas el edredón subirá considerablemente el nivel del agua. Echa detergente para prendas delicadas. Ahora sumerge bien el nórdico hasta que quede cubierto totalmente de agua. Ahora déjalo un poco y de vez en cuando remuévelo. Si sabes que tiene alguna mancha frotala bien para que desaparezca. Ahora ya podrías aclarar el edredón, para hacerlo vacía la bañera y usa la alcachofa de la ducha para ir echando agua por todas las zonas. Si ves que el jabón no desaparece vuelve a llenar un poco la bañera y aclara bien el edredón. Después escúrrelo para quitar agua y que el secado sea más rápido. Para que se seque bien es mejor hacerlo en exterior y deberías tenderlo bien estirado. Y pasado el tiempo de secado ya tendrías tu edredón limpio. 

  • Acude a lavanderías autoservicio 

Otra opción para lavar el edredón y otras prendas grandes que es imposible hacerlo en las lavadoras del hogar es en las lavanderías autoservicio. Es la opción más barata del mercado, ya que por ejemplo en las tintorerías cobran por prenda y unos precios que rondan por ejemplo los 50 euros el nórdico. Por ello es mucho más económico hacerlo en una lavandería autoservicio. Por un módico precio (que no supera los 8 euros) puedes realizar un lavado, y ahí no solo incluye el ciclo de lavado sino también el detergente y suavizante. Además en el mismo establecimiento puedes posteriormente secar la ropa en secadoras y llevarte a tu casa las prendas totalmente limpias y listas para guardar. En el caso de las secadoras hay que indicar que incluso te puede salir más económico que la lavadora, ya que puedes ir echando dinero a la máquina si ves que necesita más tiempo. Es decir, en la mayoría de negocios de este tipo puedes comprar un secado de media hora por x euros (habitualmente entre 3 y 5 euros), pero posteriormente puedes ir echando monedas adicionales para añadir más tiempo si es necesario. 

¿Y dónde encontrar una lavandería autoservicio? Pues seguro que no te es complicado encontrar una lavandería de este tipo en tu ciudad o incluso en tu barrio, es un negocio emergente en España como demuestran en el periódico El Norte de Castilla en un artículo sobre este tipo de establecimientos que puedes leer completo haciendo click aquí. Además, incluso en algunas gasolineras y centros comerciales puedes encontrar zonas de auto lavandería para aprovechar el tiempo de espera de la colada y hacer la compra o limpiar el coche. 

Pues este tipo de establecimientos son perfectos para hacer este tipo de coladas, ya que disponen de lavadoras y secadoras de gran tamaño en las que entran prendas grandes. Además, los ciclos de lavado suelen ser bastante rápidos. “Las lavadoras semi profesionales disponen de una capacidad que en muchos casos es superior a los 10 kilos. Los ciclos de lavado y secado suelen variar en función del modo escogido y la temperatura, pero normalmente el lavado suele durar entre 30 y 40 minutos, mientras que el secado 40-50 minutos”, explican desde LavaTur, empresa especializada en la gestión y venta de lavadoras profesionales para lavandería. 

En definitiva, en muchas ocasiones sale mucho más económico acudir a estos establecimientos que a otros negocios más caros, incluso cada vez más personas están optando por hacer la colada semanal en las lavanderías antes que en casa. Normalmente porque un electrodoméstico de este tipo no es barato, y cada vez que se enciende supone un consumo importante de agua y luz. También hay que sumarle el coste del detergente y el suavizante. Por lo que si vas sumando costes puede ser interesante olvidarse de hacer la colada en casa, pero también hay que tener en cuenta la comodidad. 

  • Las alfombras, otra prenda complicada de lavar 

Las alfombras son otra de las prendas más complicadas de lavar, especialmente las grandes y las de materiales delicados como el pelo. También hay que tener en cuenta que muchas no se pueden mojar, por lo que para limpiarlas tendrás que aspirar bien la suciedad y sacudirlas. Pero para todas aquellas alfombras que sí se pueden lavar te vamos a indicar cómo es mejor hacerlo. 

El primer paso es limpiar bien la alfombra, debes sacudirla bien e incluso te puedes ayudar de la aspiradora. Este paso es muy importante para eliminar la suciedad antes de lavar. 

Después puedes llenar un barreño de agua o lavarla en la bañera como con el edredón. Al agua añádele detergente y sumerge la alfombra una media hora. Después ve estrujando la alfombra con suavidad y sumergiéndola y sacándola del agua. Tendrás que cambiar el agua un par de veces hasta que cuando hagas ese proceso el agua no esté sucia, entonces la alfombra ya estará limpia. Pero tendrás que aclararla bien para eliminar todo el jabón o detergente. Posteriormente ponla a secar al aire libre bien extendida. Y ya tendrás una alfombra limpia. 

Esperamos que estos tres trucos para hacer grandes coladas y lavar artículos complicados os hayan servido de ayuda y podáis evitar gastos innecesarios en el lavado y secado de grandes prendas textiles del hogar. 

Barcelona, una ciudad a la que dedicar nuestro tiempo de ocio

La capital condal es una de las urbes más importantes de España, tanto es así que podemos decir que, tras Madrid, es la que mayor importancia tiene. Esto no solo se debe a que sea la segunda del país por número de habitantes, sino que también hablamos de ella como una de las entradas naturales del país. Esto es así gracias a la buena comunicación que tiene esta ciudad con Francia o con Andorra, pero no solo eso, sino que su puerto también atrae cada año a cientos de barcos de todas las partes del mundo que llegan a atracar y pasan algunas jornadas en esta bella ciudad. Sin embargo, más allá de ser un importante nodo de comunicaciones, lo cierto es que la ciudad se deja ver, puesto que en ella podemos encontrar cientos de lugares que son de interés, tanto cultural como arquitectónico, por lo que en Barcelona podemos pasar unos días agradables con nuestra pareja, familia o amigos. Así, sin más dilación, pasamos a explicaros por qué Barcelona es una ciudad a la que debemos dedicar nuestro tiempo de ocio.

Tal y como os hemos avanzado, Barcelona no solo es la segunda ciudad de España por número de habitantes o una de las más visitadas, sino que también es la capital de Cataluña. Quizá sea por ello por lo que muchas de las edificaciones más importantes de la comunidad se asientan en esta ciudad, así que conozcamos un poco mejor que nos podemos encontrar en la ciudad condal:

  • Miradores de Barcelona. Subir a alguno de los miradores naturales, o situados en edificios, para ver el atardecer sobre la ciudad o simplemente disfrutar de las vistas es una de las mejores opciones que tenemos para hacer en Barcelona y es que, además del Park Güell, estos son los mejores miradores de Barcelona:
    • Montjuic: esta icónica montaña situada a 175 metros de altura ofrece vistas de toda la ciudad desde varios puntos como: el Castillo de Montjuic, el Museo Nacional de Arte de Cataluña, los Jardines del Mirador del Alcalde y el teleférico.
    • Basílica Santa Maria del Pi: esta iglesia ofrece las mejores vistas panorámicas del casco antiguo desde su enorme campanario de más de 50 metros de altura.
    • Bunkers del Carmel: situado en la zona alta del Turó de la Rovira, a 250 metros de altura, este mirador es perfecto para hacer un picnic al atardecer al lado de restos de bunkers antiaéreos y unas increíbles vistas de la ciudad.
    • Tibidabo: situado a la Sierra de Collserola, a más de 500 metros de altura, es un excelente mirador además de tener un divertido parque de atracciones que visitar en Barcelona.
  • Casa Milà. Subiendo por el Paseo de Gràcia desde la emblemática Plaza de Cataluña llegarás a Casa Milà, otra de las obras más famosos de Gaudí que visitar en Barcelona.

Este edifico modernista construido entre 1906 y 1912 fue llamado popularmente La Pedrera por su fachada sobria de piedra formando arcos ondulados. Durante esta etapa, Gaudí estaba en uno de sus momentos más creativos aportando nuevas soluciones arquitectónicas que lo llevarían a la cumbre de la arquitectura con su estilo naturalista y que se ve reflejado en este edificio. Además de su fachada, merece la pena hacer un recorrido por su interior pasando por el antiguo piso de los señores Milà situado en la primera planta e ir subiendo hasta llegar a la azotea, que maravilla con sus grandes torres de ventilación y chimeneas transformadas en obras de arte.

  • Las Ramblas. Una de las cosas que hacer en Barcelona más populares es dar un tranquilo paseo por Las Ramblas o La Rambla. Esta avenida de un kilómetro y medio que va desde la Plaza Cataluña hasta el Monumento a Colón, es un hervidero de turistas y actividad en cualquier momento del día en el que además de ver artistas callejeros en la parte final del recorrido, hay varios puntos destacados que merecen un tiempo como el mercado de La Boquería, que tiene numerosos puestos de venta de productos de calidad y restaurantes para tapear.

Tampoco te puedes olvidar de ver el mosaico de Miró y beber en la fuente de Canaletas, famosa por ser el lugar donde los aficionados al Fútbol Club Barcelona celebran los títulos. Además, dicen que el que bebe su agua, vuelve a Barcelona, así que habrá que comprobarlo. Esto último lo desconocíamos, pero un guía local nos lo dijo y lo cierto es que nos pareció interesante. Fue con él con quien descubrimos gran parte de la ciudad y cuando entablamos conversación nos dijo que se había formado en la Escola Universitària Formatic Barcelona y, aunque nosotros no la conocíamos, a juzgar por todo lo que nos dio a conocer de la capital catalana, lo cierto es que deja en muy buen lugar a la escuela ya que nos volvimos a casa muy contentos y con mucha información relevante nueva.

¿Cómo podemos llegar a Barcelona?

A muchos de nosotros ya se nos hace la boca agua solo de pensar en todo lo que podemos ver en Barcelona, pero para ello, primero debemos de llegar a la ciudad. Así, como os decimos, esta urbe está bien comunicada, por lo que podremos llegar a ella en coche, tren, autobús, barco o avión sin mayor problema. En nuestro caso, dada la lejanía de nuestra residencia, lo hicimos en avión y lo cierto es que la experiencia merece la pena, aunque solo sea por la comodidad del viaje.

Los hoteles se adaptan a los viajeros y cada vez ofrecen más servicios

Nos ha tocado vivir en una etapa de la evolución en la que cada vez requerimos más servicios y es que hace tan solo unos años, nuestras vidas eran mucho más simples, sin embargo, en la actualidad, la demanda de servicios, sobre todo los que tienen que ver con las nuevas tecnologías, han ido aumentando de forma exponencial. Así, hasta no hace mucho tiempo, cuando íbamos a un hotel lo hacíamos para encontrar un lugar donde pasar la noche o nuestras vacaciones y proseguir con nuestra vida, mientras que en la actualidad buscamos, en muchas ocasiones, algo más que una cómoda cama y optamos por una experiencia. Es por ello por lo que los hoteles se han tenido que ir reinventando y, con ello, ofrecer una serie de comodidades a los viajeros que hasta no hace mucho tiempo eran impensables pero que hoy en día ya son más que necesarias si nos queremos seguir manteniendo en las primeras opciones de preferencia de los clientes. Es por ello por lo que a lo largo de las siguientes líneas os vamos a desgranar algunas de estas cuestiones.

Como os decimos, cada vez son más los viajeros que optan por experiencias o que se decantan por uno u otro hotel en función de lo que se vayan a encontrar y es que nuestros estándares son cada vez más elevados por lo que a continuación os mostraremos que es lo que solicitan algunos de los tipos de viajeros más frecuentes que nos podemos encontrar en un hotel.

  • Servicios de hotel para familias:
    • Cuarto de baño y artículos de baño básicos para niños, como un taburete para que puedan llegar al lavabo o un gel suave para que no se les irriten los ojos.
    • Cunas, para que puedan dormir bien.
    • Servicio de lavandería, porque suele hacer falta al viajar con niños.
    • Estancia gratis para niños, porque viajar con niños también puede ser caro.
    • Comidas gratis para niños, para que los padres puedan pedir un menú de tres platos y más entrantes.
    • Descuento en el servicio de lavandería, algo que seguro que los padres agradecerán.
  • Servicios de hotel para viajes románticos o parejas en luna de miel:
    • Spa, ideal para recuperarse y descansar después del bullicio de la boda.
    • Albornoces de lujo, para llevarlos puestos en la habitación mientras disfrutan de una copa de champán.
    • Servicio de habitaciones, para que no tengan que dejar su nidito de amor.
    • Botella gratis de champán, todo un clásico entre los recién casados.
    • Cesta de regalo gratis, para celebrar su boda y que su estancia sea inolvidable.
  • Servicios de hotel para los viajeros de negocios:
    • Internet de alta velocidad, para poder mantener conferencias o cualquier otro tipo de comunicación digital sin problemas.
    • Abundantes enchufes, para poder cargar todos los dispositivos.
    • Un escritorio, para poder trabajar cómodamente.
    • Una plancha y una tabla de planchar, para deshacerse de las arrugas de los trajes.
    • Bebida gratis, para relajarse después de un largo día.
    • Descuento de limpieza en seco, para que sus trajes estén impecables.
  • Servicios de hotel para los viajeros de fin de semana:
    • Entrada y salida flexibles, porque estar de viaje entre 36 y 48 horas puede significar llegar tarde por la noche y salir al amanecer.
    • Artículos de aseo de calidad, porque seguramente lleven poco equipaje, quizás solo la maleta de mano.
    • Consigna de equipaje gratuita, para poder explorar la zona sin maletas antes de que la habitación esté lista o después de la salida.
    • Cercanía (o fácil acceso) a atracciones turísticas, para que puedan aprovechar el poco tiempo que tienen al máximo.
    • Aparcamiento gratis, por si viajan en coche para una escapada rápida.
    • Mascotas gratis, porque encontrar un alojamiento para las mascotas a corto plazo y a última hora puede ser muy complicado.

Como veis, cada tipo de viajero tiene unas preferencias diferentes por lo que poder dar cabida a todos ellos es fundamental para no dejar habitaciones sin vender. Por ello, si vosotros lleváis a cabo la gestión de vuestro hotel, nosotros os recomendamos que se la confiéis a Hotel Up Consulting, dado que gracias a ellos podréis aprovechar al máximo vuestras instalaciones para que funcione todo a la perfección y le saquéis el máximo rendimiento posible.

Los millennials también tienen sus propias preferencias

Como todos los grupos anteriores, los millennials también tienen sus propias preferencias a la hora de viajar, que pasan por:

  • Internet de alta velocidad gratis, para que puedan usar las redes sociales, buscar lugares interesantes de la zona, restaurantes, etc.
  • Espacios comunes y de coworking, para que, aun estando en compañía, puedan tener también algo de privacidad; o para que trabajen en sus start-ups.
  • Cercanía (o fácil acceso) a lugares culturales, para poder conocer mejor la zona.
  • Clases de cocina, arte, yoga…, para que la experiencia de viaje sea auténtica y les aporte algo más.
  • Experiencias únicas, como actividades creativas y especiales que no ofrezcan otros competidores.
  • Mascotas gratis, porque al 65 % de los millennials con mascota le parece más estresante separarse de su mascota que de su teléfono, según este estudio.
  • Uso gratuito de bicicletas, para que puedan salir y disfrutar de esas experiencias auténticas que buscan.

Cuando la reforma se hace por partes

No es que yo sea una persona que se pase el día pensando en la decoración ni mucho menos pero desde que me mudé y reformé el piso a mi gusto tengo un sueño que no creo que vaya a cumplir nunca. Por aquella época descubrí un montón de revistas online, y físicas, sobre decoración, reformas e interiorismo y ahora no puedo dejar de mirarlas. Es como si me hubiera aficionado a ellas y sean mi droga. Si no les hecho un ojo, aunque sea por encima, una vez a la semana, se me mete en la cabeza la idea de que aún no he visto las fotos de las casa de revista que aparecen y no puedo dejar de pensar en eso.

Llamadme loca, u obsesionada, peso desde entonces es mi nuevo hobbie y no puedo evitarlo. Prefiero eso al fútbol la verdad. Además, como en su día solo pude redecorar como yo quería le salón y la habitación de matrimonio pues no puedo dejar de coger ideas para cuando reforme la oficina, o el baño por ejemplo.

En esas revistas conocí el trabajo de muchísimos interioristas pero mi sueño desde entonces es que este diseñador de interiores de lujo en Alicante venga un día a darle una vuelta de 360º a mi casa. Lógicamente no puedo permitírmelo pero después de ver su trabajo me muero por tener algo suyo, aunque solo sea el diseño de una estancia.

Mientras sueño, lo que sí veo más viable es reformar por fin esa oficina de la que os he hablado y mejorar un poco la eficiencia energética dela vivienda. Y es que cuando nos mudamos pudimos cambiar toda la instalación eléctrica y la de fontanería para mejorarla y adaptarla a los nuevos tiempos, también hicimos la cocina nueva entera y, como ya os he adelantado, redecoramos salón y dormitorio, pero el presupuesto se nos acabó ahí y hay algo muy importante que se nos quedó en el tintero: las ventanas.

Cerramientos eficientes

Cuando vimos el piso y decidimos comprarlo no pensamos, en ningún momento, en cambiar los cerramientos porque eran ventanas correderas de PVC blancas y parecían modernas así que pensamos que este apartado de reforma no sería necesario. Craso error. Son unas ventanas finísimas, que no cierran herméticamente y con un cristal que parece de papel de fumar. Conclusión: en invierno nos pelamos de frío hasta el punto de que si nos sentamos cerca de una ventana, por muy cerrada que esté, notamos la corriente helada del exterior.

El caso es que ahora, tres años después, no nos queda otra que invertir en cerramientos mucho más eficientes que los que tenemos ahora y aunque es algo que es muy importante la realidad es que no me hace ninguna ilusión.

Soy una egoísta, lo sé, pero como lo que me gusta es la decoración, pensar en meter tanto dinero en algo que no se va a notar estéticamente hace que se me lleven los demonios. Obviamente, otra cosa es que reconozca la necesidad de hacerlo y la ventaja que tendrá estar calentitos en invierno gastando mucho menos en calefacción que lo que venimos gastando hasta ahora.

Vamos a instalar estas ventanas de PVC Replus en toda la casa. Es una de las marcas que más nos han recomendado y como las hacen a medida nos aseguramos de que encajen a la perfección en el hueco de nuestras ventanas. No os voy  a hablar de presupuesto pero ya os adelanto que barato no es.

Igual si tienes tres o cuatro ventanas pues la cosa no se eleva tanto pero en nuestro caso necesitamos dos puertas correderas de balcón, dos ventanas enormes (de unos 2 metros de largos cada una) y tres ventanas normales de 120 centímetros de largo por unos 90 de alto. Es decir, muchos cerramientos y muuuuy grandes. Pero bueno, lo mismo nos pasó cuando quisimos poner mosquiteras… si quieres luz, y la posibilidad de tener un buen sistema natural de renovación de aire es lo que tiene.

Eso sí, ya que las cambio voy a ponerlas de un acabado que, aunque es PVC, simula la madera. Me encanta esa idea.

Y por supuesto, como no puedo llamar a mi decorador favorito, ya tengo en mente lo que haré en la oficina.

Dividir espacios

Tenemos que entender que hablamos de una oficina bastante grande y que somos dos los que solemos usarla de pos sí casi a diario. Si a eso le añadimos que nuestra hija no tendrá ordenador en la habitación sino que para hacer deberes tendrá que usar el de la oficina (es un acuerdo al que hemos llegado) la cosa se complica un poco así que ya no parece un espacio tan grande como aparenta en un primer momento.

Tenemos dos estanterías enormes, tipo librería con mucho fondo, repletas de libros y claro, eso también quita mucho espacio así que mi idea es la siguiente  ¿y si en una misma estancia dividimos los espacio de alguna manera para crear un espacio de lectura con una buena butaca, una mesita con luz y las estanterías por un lado, y un amplio escritorio corrido con los dos ordenadores que necesitamos en el otro lado? Así, no nos agobiaríamos tanto al ver las paredes cubiertas ya que en la oficina podríamos tener todo despejado.

Mi idea es utilizar las típicas celosías cerámicas o algo similar para dividir el pequeño rincón de lectura de lo que sería el resto de la oficina. En Cerámica para Arquitectura he visto un modelo, el CLS 003 en blanco, que me ha encantado. También creo que podría quedar muy bien en  negro (es más económica) pero ya que nos ponemos, nos ponemos, y con el blanco sé que vamos a triunfar. Además tampoco se trata de crear un muro enorme con celosía como si pretendiera hacer dos habitaciones de una, no es eso. Lo que quiero levantar es como un tercio de ancho de lo que mida la habitación de largo, es decir, muy poco. Prácticamente será como medio metro de ancho por los 2,10 de alto que mide hasta el techo. En otras palabras, quedará medio escondida la butaca con la mesita de noche pero las estanterías se seguirán viendo desde la entrada aunque se marcarán los dos espacios bien diferenciados gracias al efecto de las celosías.

No sé si es la idea perfecta pero ahora mismo es la que tengo en mente y la que pienso poner en práctica dentro de un par de meses, cuando pille las vacaciones.

¿Qué me quedará entonces? Pues el baño, la alacena (que también pretendo reformarla) y la habitación de la peque que tiene muebles en buen estado, pero reutilizados, y quiero hacerle algo más moderno y duradero.

Poco a poco lo tendré todo hecho y tal vez, cuando acabe, vuelva a empezar…. Nunca se sabe.

Elegir disfraces del medievo está de moda

Hay mucha gente que adora la época de la edad media. No solo es que lean libros y vean todos los filmes que salen es que además les encanta la ropa y sentirse como si viviesen en aquella época. En los últimos años, como dicen desde La Casa de los Disfraces, ha aumentado mucho la demanda, especialmente gracias a las fiestas medievales.

Si se quiere disfrutar y vivir una fiesta medieval como mandan los cánones, merece la pena elegir un buen disfraz medieval y ser el personaje que más te guste. Por lo general, tanto si es una tienda online como física, suele haber un amplio catálogo de disfraces de esta época. Igualmente, se pueden acompañar de complementos y accesorios, además de maquillajes para ser más realistas.

Veamos ahora algunos de esos disfraces que se pueden encontrar en este tipo de tiendas de disfraces:

Caballero Medieval

El primer disfraz que merece la pena tener en cuenta es el de caballero medieval. Siempre suele ser de los primeros en los que pensamos cuando imaginamos la vida medieval. Es, sin duda, el personaje más clásico y que más veces ha sido protagonista de historia, con el permiso de los reyes.

Se puede optar por muchas combinaciones, por lo que podemos vestir de guerrero del medievo, caballero o de algunos de los famosos caballeros como por ejemplo el Cid Campeador, además da mucho juego porque se puede acompañar de las clásicas espadas, escudos o cascos.

Tabernero

Bueno, este disfraz es también muy popular y también bastante demandado por muchos de los profesionales de la restauración que trabajan en las fiestas medievales. Las tabernas en aquella época eran los sitios donde los caballeros se hartaban de beber vino o cerveza. Un sitio ideal que conviene no olvidar en cualquier fiesta medieval que se trate.

Si quieres tener una, solo tienes que habilitar alguna zona como si fuera una barra y así será muy original. Los disfraces son sencillos, pero nunca hay que olvidar que sean cómodos.

 Reyes y Reinas

En una fiesta como es debido no debe faltar nunca ni el rey ni la reina a la hora de presidir el banquete. Ellos deben tener un papel de protagonismo, por lo que en la sección de disfraces vas a poder encontrar toda clase de disfraces de reyes del medievo. Lo mejor es ir mirando y elegir el que más te pueda gustar.

Campesina

Pese a que no tenían tanto protagonismo como otros personajes, los campesinos en la época medieval fueron bastante importantes. Eran unas personas que trabajaban mucho y que su objetivo era darles comida y el mayor confort que pudieran a sus familias. Una época dura donde la nobleza con frecuencia abusaba en las condiciones de trabajo.

Joker

Los bufones eran unos personajes importantes, pues eran lo que se encargaban de animar las fiestas de la época y darles su toque final. No en vano hablamos de los que eran los humoristas o cómicos en aquellos tiempos.

Su misión era la diversión, así como hacer reír a la gente de la fiesta con toda clase de animados bailes y canciones, además de chistes.

Monjes

La iglesia tenía su poder en aquellos tiempos y tenían en los monjes a unos personajes de lo más comunes. Eran personas que dedicaban un tanto por ciento de su vida a orar, pero también a leer y a la cultura. Muchos historiadores, no sin razón, dicen que ellos fueron los encargados de salvar la civilización.

Como has visto, las posibilidades de disfrazarse de alguien de la época medieval, es cierto que son muchas y además el gran éxito de esta época ha hecho que aumenten incluso las opciones existentes.

Uno de los principales motivos del éxito de todo lo concerniente al medievo son las fiestas medievales, que además en España están teniendo un gran éxito. Aunque siempre hubo fiestas relacionadas con esta época, en los últimos años la buena aceptación de estas fiestas, han hecho que en muchos pueblos se hayan animado a montar todo tipo de fiestas medievales.

Son muchas las historias que se cuentan y hay gente que no sabe muy bien diferenciar una buena fiesta medieval de una que no lo sea tanto. En este sentido, lo mejor es siempre hacer caso a nuestros familiares y amigos o a las opiniones en Internet sobre las mismas.

Hay gente que se dedica a ir haciendo turismo aprovechando la asistencia a las fiestas medievales, lo que no nos parece una mala idea. Ahora, después de todo lo que te hemos dicho, solo te toca elegir tu disfraz y la fiesta en la que disfrutar, ¿no?

Todo lo que quieres saber sobre copas, vasos y otros recipientes

El beber vino se ha convertido en todo un arte. Ahora bien, el arte hay que tenerlo en todos los aspectos. No nos vale tener una bodega Deluxe si luego lo estropeamos en la forma de decantarlo o de beberlo. Por este motivo, tenemos que estar atentos a todos los detalles. Ahora mismo hay un sinfín de elementos para hacer de nuestra cata el momento perfecto. Nos ponemos en contacto con Cristafiel para que nos hagan un resumen de las copas, vasos, decantadores, oxigenadores, etc, que puedes encontrar.

Y es que ya os decimos que el mejor vino del mercado se puede convertir en algo peleón si no sabemos ubicarlo en el recipiente adecuado. Por eso te vamos a recomendar las principales copas donde beber vino, pero también los elementos que hay para poder mantener el caldo en las mejores condiciones para ser consumido.

Copas

Las copas tienen que ser de cristal de alta calidad, su gran resistencia y tratamiento reforzado la hacen ser la copa más recomendada para uso habitual. Con un tratamiento específico para evitar la corrosión del lavavajillas y las rayaduras. Pero si eres de los más exigentes, tienes que beber en las copas Premium Wine de 440 y 550 ml. Estas están fabricadas con el nuevo vidrio sonoro superior Star Glass. El resultado es un perfecto cristal de color neutro con un brillo deslumbrante y un diseño moderno y sofisticado.

Por su parte, la versión de 560ml permite su uso tanto para blancos, tintos y rosados. La versión Wine Plus esta especialmente indicada para grandes vinos, dada su gran capacidad aumenta y mejora los niveles sensoriales del vino, los aromas y matices se abren y perciben con mayor intensidad. Gin Plus esta especialmente diseñada para disfrutar de buen un Gin Tonic, los aromas de los botánicos se realzan por el perfecto diseño de la boca y paredes de la copa, que permiten agrandar la intensidad de todos los ingredientes y aromas.

Decantadores

Pero un buen bebedor de vino tiene que tener en sus casas, unos buenos decantadores. Las últimas novedades que traemos son mucho más que los clásicos decantadores, son iconos del estilo en la mesa, recipientes que bien podrían pasar por el más fino jarrón y que hacen que las bebidas potencien y afiancen sus sabores Sus forma minimalista recuerda a los decantadores de vino de siempre, pero con algo nuevo, su silueta es más angulosa y más fina, decora con gracia aportando modernidad. Incluso puedes aprovechar para comprar una jarra. Un complemento divertido que sirve para enfrescar y saborear mejor cualquier bebida. Su calidad extraordinaria y resistencia la hacen un must de las mesas más guerreras.

Cubiteras

De diferentes tamaños, con posibilidad de personalizar con tu marca o imagen corporativa. Algunas vienen con luces LED. Una tecnología que avanza mucho para cubiteras. Fabricadas con materiales resistentes y duraderos, es el complemento perfecto, que además de enfriar botellas de champagne, cava, vino, etc., decora e ilumina tu establecimiento creando una atmósfera llena de glamour y elegancia.

Complementos

Los complementos perfectos para el vino. Decantadores de cristal para vinos, sacacorchos, oxigenadores, etc. descubre un amplio catálogo de accesorios. Si te apetece una copa, servir a cada invitado su vino favorito o porque tu pareja no bebe, Coravin es el accesorio fundamental si no quieres terminarte una botella de una sentada. Dejarás de desperdiciar vino y beberás sabiendo que el vino que no termines hoy seguirá en perfecto estado cuando quieras volver a esa botella, ya sea en dos días, una semana o meses.

El nuevo Sistema de extracción de vinos te permite servirse una copa de vino sin extraer el corcho ni la cápsula, protegiendo el resto de la botella de la oxidación. El diseño elegante e intuitivo Coravin permite un servido de vino suave y fluido. Las Coravin Cápsulas Premium usan un 99.99% de puro gas argón para proteger el vino, copa tras copa.

Oxigenación

Se trata de un sistema de oxigenación instantáneo que te permitirá oxigenar su vino de manera inmediata, sin necesidad de abrir la botella horas antes, permitiéndole disfrutar de todas las cualidades olfativas y gustativas desde la primera copa hasta la última. La oxigenación controlada es muy necesaria, ya que la excesiva oxigenación puede producir efectos contrarios a los deseados. Su uso es fácil y efectivo, teniendo la posibilidad de elegir dos opciones de oxigenación, una menor y otra mayor, pero estudiado para que en ambos casos, la oxigenación sea la adecuada para cada gusto. Ideal para sorprender a todas tus amistades.

El sector del cátering se prepara para presumir de sus avances cuando finalice la pandemia

Se ha cumplido más de un año desde que se diagnosticó el primer caso de coronavirus en España. Estamos muy cansados de todo: de las restricciones, de la mala organización de la Sanidad, de las malas actuaciones de nuestros políticos, del cambio constante en los toques de queda y el cierre de la hostelería, de no vernos… La paciencia que nos han instado a tener durante todos estos meses tiene un límite y más de una persona ya la ha perdido. Nos parece lógico y normal que así sea. Lo extraño hubiese sido lo contrario.

Una de las cosas que más factura nos está pasado es no asistir a eventos sociales. ¿A cuántas cosas hemos dejado de asistir por causa del maldito virus? No hemos podido ir a conciertos, a reuniones multitudinarias, a cumpleaños… No cabe la menor duda de que este tipo de situaciones merman nuestra moral poco a poco, sin que eso juegue un papel positivo en nuestro estado de ánimo. Hay que intentar combatir un asunto como este de la forma en la que mejor sepamos con el objetivo de salvar los muebles en los momentos tan complicados que estamos viviendo en los últimos tiempos.

La página web Muy Linux hacía referencia, en una de sus noticias, a la cantidad de eventos que íbamos a perder a causa del coronavirus. En la noticia, se aseguraba que nos podíamos ir olvidando de los más importantes (los que tienen que ver con conciertos, partidos…) y teníamos que poner en entredicho todos los demás, incluidos los familiares, que son los que menos peligro podríamos pensar que pueden tener. La verdad es que esta es una de las cosas que más problemas psicológicos nos han causado durante el último año a una buena cantidad de ciudadanos y ciudadanas de este país.

El diario El País, como tantos otros diarios españoles, ha venido informando de las restricciones en lo que respecta a las reuniones familiares y los aforos. En la noticia que os enlazamos a continuación, se mencionaba que la Comunidad de Madrid había limitado el aforo en reuniones y eventos sociales y aumentaba las distancias de seguridad en lo que respectaba a la hostelería, lo que es una buena muestra de que, desde luego, todo lo que sea aglomeración de personas ha implicado un riesgo durante el último año. Y ojo, que aunque parece que las cosas van a mejorar, van a seguir produciéndose limitaciones de este tipo.

Con todo lo que viene sucediendo en los últimos meses, es lógico pensar que todos esos negocios y comercios que viven de la presencia de muchas personas en sus instalaciones o que viven de algún tipo de servicio que se presta para una multitud han sufrido las peores consecuencias económicas de la crisis del coronavirus. En La Frolita, desde luego, lo han notado, pero apuntan que la clave es seguir trabajando en estos momentos por constituir productos y sabores que vayan a ser tendencia en los próximos años. Desde luego, una cosa está clara: cuando nos dejen reunirnos de nuevo, está claro que van a existir eventos sociales por doquier.

Una cuestión de supervivencia

Desde que se tiene constancia a nivel histórico, se ha hecho evidente que el ser humano necesita contacto con otros seres de su especie. Es algo que responde a la lógica. Y es que la comunicación y el trabajo en equipo es algo que a muchas personas les viene bien desde el punto de vista mental, para sentirse útiles y reforzar de ese modo su ser. No cabe la menor duda de que el contacto entre seres de la misma especie (y no solo humanos, también puede suceder en animales) es algo que es necesario para su correcto desarrollo.

Estamos en un momento difícil para que el contacto entre seres humanos sea tan estrecho como lo era antes, eso nadie lo puede negar. Pero, por fortuna, tenemos a nuestra disposición la mejor aliada para paliar los efectos de esta situación, que no es otra que la tecnología. Ni que decir tiene que, gracias a ella, hemos podido seguir manteniendo el contacto con nuestra familia, amigos y compañeros de trabajo, aunque cualquiera de ellos y ellas se encontrara en otra ciudad o país.

No sabemos cuándo volverá la normalidad que todos y todas estamos esperando. Lo que sí que sabemos es que, cuando regrese, vamos a celebrar más que nunca la vuelta de la normalidad. Nunca creímos que una situación como la que se está dando en los últimos meses fuera posible en el mundo tan avanzado en el que vivimos, pero el coronavirus es tan real como la vida misma y nos tiene que servir para valorar lo que tenemos. Esa es la mejor moraleja que podemos extraer de todo lo que viene sucediendo.

Adquirir productos a precios al por mayor, el modus operandi de las familias durante la pandemia

Vivimos una situación que no nos hubiera gustado vivir en ningún momento. Estamos en un periodo de crisis económica provocada por el coronavirus, una situación que, desde luego, ha sido ocasionada sin que nos la esperáramos y sin que tuviéramos la menor previsión para hacer frente a ella. Cuando precisamente creíamos haber salido de la crisis económica provocada en el año 2008 y de la que salimos en 2016, nos ha llegado un mazazo, un verdadero jarro de agua fría del que nos tenemos que reponer a la máxima brevedad posible y con las menores consecuencias posibles.

Teniendo en cuenta esta tesitura, es lógico que las familias hayan intentado, por todos los medios, reducir el gasto en múltiples cuestiones. La verdad es que no debemos culparlas en absoluto por ello. En momentos de crisis es cuando más hay que apretarse el cinturón, y es ahí donde la gente empieza a elaborar nuevos modelos de compra. La compra mayorista es una de las opciones que más maneja la gente en periodos como los que estamos viviendo en la actualidad. Eso implica que se pueda comprar productos a un precio más reducido que de costumbre.

Y ojo, todo eso ocurre sin que se pierda un ápice de calidad. El motivo es que se eliminan intermediaros y eso hace que se dejen de lado algunos valores añadidos. Ahí es donde muchas familias han visto la reducción de precios y la posibilidad de obtener productos de la misma calidad a un precio inferior. Es mucha la gente que se está beneficiando de estas tesituras en los tiempos que corren y con una variedad de productos sin igual. Estamos hablando de referencias que tienen que ver tanto de alimentación como de calzado u hogar. Cualquier cosa puede obtenerse en el mercado mayorista.

El mercado mayorista ha crecido durante el periodo de crisis en el que nos encontramos. ¿El motivo? Los precios más asequibles a los que se pueden encontrar muchos productos. Los profesionales de Liquistocks, encargados de la venta al por mayor de diferentes lotes de productos, nos han informado de que el ahorro que ha pretendido encontrar la mayoría de las familias en estos tiempos difíciles está directamente relacionado con los productos del hogar. La razón que entienden lógica para explicar este asunto es el aumento de horas que hemos pasado todos y todas durante este último año en nuestras casas.

Los productos del hogar han sido necesarios para intentar hacer mucho más llevadera la cuarentena. Además de los casi tres meses que permanecimos recluidos de un modo domiciliario, son muchas las personas que, habiendo dado positivo en coronavirus, han tenido que quedarse en casa de manera obligatoria a pesar de que hubiera una disminución de las restricciones en su ciudad o comunidad autónoma. Lo cierto es que, a sabiendas de que es posible que nos toque permanecer dos semanas en nuestro domicilio (algo que a veces es obligatorio sin tener el virus) nos hemos tomado en serio eso de hacer de nuestro hogar la mejor trinchera para evitar el aburrimiento y convertirlo en el sitio que siempre hemos querido que sea.

Los productos de limpieza, los reyes de este mercado

Si una familia de productos ha sido la más demandada durante todo este tiempo en lo relativo al hogar, esa ha sido, sin duda, la gama de productos que tiene que ver con la limpieza, especialmente en lo que tiene que ver con los desinfectantes. Una de las recomendaciones básicas para luchar contra el coronavirus ha sido la de apostar por la limpieza y la higiene. Y las familias se han tomado esto muy en serio para prevenir el contagio (y la posible muerte) de alguno de sus miembros.

Estamos en un momento en el que hay que apostar por la limpieza sin dudar y, desde luego, esta ha sido una de las recomendaciones que más en serio nos hemos tomado en el último año. Desde luego, sin esa apuesta por la limpieza, estamos convencidos de que hubiera crecido de una manera exponencial el número de contagios y que hubiera sido muy difícil contener al virus en las diferentes oleadas en las que ha venido afectándonos.

Todavía no hemos ganado esta batalla, pero estamos seguros de que vamos a seguir mejorando los datos de cara a las próximas semanas. Al mismo tiempo, la vacuna seguirá llegando cada día a más gente, lo que hará que la situación, día a día, vaya estando más y más controlada, aunque la sensación sea la contraria. Estamos en una lucha muy dura que ya se alarga demasiado y estamos seguros de que vamos a ganar. Y, cuando lo hagamos, seguro que habremos aprendido a aprovechar el tiempo que tenemos con los nuestros: amigos, familia y demás.

Regalos para el día del padre

¿Os habéis dado cuenta de que cada vez se intenta ser más original en los regalos? Este mes pasado fue el Día del Padre, un día que en mi opinión (al igual que San Valentín, el día de la Madre, etc.) en el que el único que sale ganando es el comercio, y para no quedar mal casi todos los hijos buscamos el detalle perfecto para regalar a nuestro progenitor y este año he llegado a escuchar de todo.

¿Dónde quedaron los clásicos regalos como relojes o pulseras de caballero? El año pasado recuerdo que le compré un reloj en TictacArea y el anterior, si no me equivoco, me hice con una pulsera de esas de cuero tipo Lotus de Joyería Lorena, pero este año me puse a buscar por Internet para dar con el detalle ideal y me encontré con mil propuestas, a cada una más extravagante que la anterior.

Por ejemplo, el tema de las cajas de experiencias. Este es un regalo muy socorrido que puede estar muy bien en cualquier otra situación, pero con la que está cayendo ¿de verdad vamos a regalarle una escapada de fin de semana, un día en el Spa o una cena para dos en un restaurante de renombre? Por ahora en la mayoría de comunidades solo se puede consumir en la terraza de los restaurantes y bares, y no es por nada pero yo aún paso frío, y lo de las escapadas está complicado con todas las comunidades cerradas a cal y canto cada vez que hay un puente o una festividad así que… ¿qué tipo de experiencia vamos a regalar en plena pandemia? Con suerte, si regalamos una caja experiencia de estas, la podrá gastar el año que viene o al siguiente así que yo, personalmente, no lo veo.

Pero eso no es lo más llamativo que he visto porque la hija de 12 años de mi hermano le regalo una manta con una imagen de ella con su papi impresa en todo el centro de la manta. A ver… yo puedo entender que este tipo de regalos son recuerdos personalizados pero es que la sola idea de taparme con al careto de alguien me da repelús. Además, que digo yo que con el uso y los lavados el color de la manta se irá perdiendo y al final igual acaba siendo una especie de foto fantasmal o algo similar. No me gusta nada. Y es caso es que en este sentido hay mantas, cojines, camisetas, calendarios y mil cosas más

Y es que eso de los regalos personalizados está muy de moda y lo entiendo, pero es que hay cosas y cosas. No es lo mismo personalizar una taza de desayuno que personalizar una camiseta porque una cosa es privada, la ves tú y tu familia, y la otra es para salir a la calle y personalmente no lo veo. Pero lo peor de todo eso es cuando no hay forma de salir de la rueda de la personalización y al final, año tras año, el padre o la madre ha ido acumulando un montón de regalos de este tipo y mires donde mires encuentras uno. En casa de mi hermano, el ya citado dueño de la manta con fotografía, puedes ver en un solo vistazo al salón dos tazas (una de mami y otra de papi), un calendario, dos cojines en el sofá y ahora la manta famosa. Pero es que su llavero también es un regalo personalizado que dice “Te quiero papá”, y su mechero es otro regalo que dice “Al mejor padre”… ¡Vamos! Que en su caso lo realmente original sería que un año le regalasen un clásico reloj ¿o no?

Yo aún no tengo hijos, pero el día que los tenga les pediré que no me regalen este tipo de cosas. De verdad lo digo, casi prefiero que no me regalen nada, en serio.

También he visto que se lleva mucho eso de regalar textiles para uso en casa, como pantuflas e incluso delantales personalizados y yo alucino un poco a veces. Si a mí me regalaran un delantal de cocina se lo tiraría en la cara al regalador, aunque llevase flores bordadas a mano. ¿En serio alguien puede pensar que regalar un delantal de cocina es una buena idea? Es como cuando tu novio, o marido, te regala una plancha… ¿perdona?

Yo prefiero lo tradicional: el reloj, la pulsera, la cartera e incluso la diana. Recuerdo un año que le regale a mi padre un juego de diana muy chulo, de madera, son sus dardos a juego. Lo instaló en la sala de estar y mi madre le hizo desinstalarlo tres días después porque la puntería de mi padre roza la nulidad y tenía la pared frita. Al final el regalo parecía muy buena idea en mi mano, e incluso en la mano de mi padre cuando lo recibió, pero a ojos de mi madre fue una pésima opción. Ahora yace olvidada en algún armario de la casa.

También he visto que últimamente se lleva mucho eso de regalar un cuento personalizado a los padres jóvenes, con niños pequeños, y eso no está nada mal. Eso sí es un recuerdo que puedes guardar toda tu vida con cariño y aunque le dibujante te haya creado con un aspecto que poco o nada se parece a ti, sigue siendo un detalle muy tierno a ojos de la familia. Claro está que no es lo mismo tener 4 años y un papá de 38 que tener 32 años y un papá de 65, la cosa cambia un poco y el cuento en sí ya no lleva implícita la misma ternura ¿no creéis?

Y por supuesto siempre estará la socorrida comida familiar. Si eres hijo tienes dos opciones, gastarte un buen dinero en menús para celebrar el día del padre en algún restaurante conocido, o preparar tú una suculenta comida especial en tu casa, o en la de tu padre. Claro está que este regalo solo es posible si tienes más de 12 años porque como intentes hacer una comida familiar con menos de esa edad es posible que acabes incendiando la cocina y teniendo que llamar a Telepizza como mínimo. Eso, o eres un erudito con la sartén como los peques de MasterChef Junior, pero en mi opinión de esos hay pocos.