Los artículos eróticos mejoran nuestra vida sexual

En una relación de pareja, es básico que tengamos en cuenta la importancia de algunos asuntos que no han de fallar para que todo marche viento en popa. Y una de las cuestiones que es fundamental para ello es, sin lugar a dudas, el sexo. No nos vamos a andar con tabúes que carecen de sentido en una sociedad que ya habla sin tapujos de todo lo que tiene que ver con el sexo. Está claro que es una actividad cada vez más relevante en una relación de pareja y que, sin él, algo nos falta. Es una opinión que comparte la mayoría de la población en pleno 2021.

La manera de entender el sexo en una relación de pareja también ha cambiado mucho con el paso de los años. La principal diferencia es que, en los tiempos que corren, hemos demostrado que no tenemos miedo a innovar. Y esa innovación es la que han podido proporcionar los artículos eróticos que se han puesto de moda en los últimos años tanto en España como en el ámbito internacional. Estos artículos han abierto otra dimensión a la hora de entender las relaciones sexuales entre las personas. Y eso nos ha permitido que esas relaciones sean todavía mejores a las que ya teníamos.

Una noticia publicada en la página web del diario El Mundo aseguraba que el 63% de las mujeres tiene un juguete erótico y exhibe alguna serie de razones que explica esto. Y la más importante es que los artículos eróticos permiten a las mujeres conocer mejor su cuerpo y les permite descubrir qué cosas les gusta y qué cosas prefieren hacer mientras dura el acto sexual. Esto es realmente importante porque nos permitirá ver mejorada esta experiencia, mejorando al mismo tiempo nuestra vida de pareja.

Otra información, en este caso publicada por el portal web Statista, informaba del porcentaje de personas que usaba juguetes eróticos dividido por sexos. Según esa información, el 65%, casi dos de cada tres, tiene juguetes de este tipo, mientras que justo la mitad de los hombres, el 50%, también dispone de un elemento de este tipo. La tendencia es que los dos porcentajes se equiparen, cosa que es síntoma de que estamos eliminando tabúes y demás cuestiones nocivas que tienen que ver con el sexo.

El sexo es una cosa que importa y mucho. E importa cada vez más entre las personas que componen nuestra sociedad. Es un asunto que es relevante para mantener la felicidad de la pareja y para ganar en lo que tiene que ver con la salud física y mental. Con el objetivo de revitalizar todo lo que tiene que ver con este asunto, muchas parejas deciden apostar por la compra de juguetes y artículos eróticos. Y lo cierto es que, según nos cuentan desde Comercial Apra, la inmensa mayoría de la gente encuentra gracias a ello la satisfacción sexual que pretende conseguir. Esto es lo que de verdad es importante y que se debe implementar para potenciar una sana relación de pareja.

Menos mal que nuestra sociedad ha cambiado 

Hasta hace no demasiado tiempo, hablar de sexo no era tan habitual en la sociedad española. De hecho, podríamos decir, y seguro que estáis de acuerdo con nosotros, que era un asunto que no estaba bien visto por parte de un buen porcentaje de las personas que conforman el censo español. La dictadura franquista y el exceso de poder que la Iglesia Católica demostró tener en el país fueron alguna de las razones que nos condujo a eso. Cuando llegó la democracia, costó muchos años eliminar antiguas prohibiciones y la libertad para hablar de estos temas.

Ni que decir tiene que es preferible una situación como la de ahora a una como la que teníamos antes. El sexo hace feliz a la gente y el no poder hablar libremente de él solo contribuye a que haya más inseguridades y a que no podamos explorar cuáles son los límites del placer. Como es lógico, no es eso lo mejor para nuestra vida privada. La verdad es que sería una lástima que estuviéramos tan condicionados y tan limitados. Menos mal que las cosas han cambiado y mucho en este sentido tanto en España como en muchos otros países.

Que nadie tenga reparos de ningún tipo: seguid practicando sexo como más os guste y como más placentero os resulte, respetando siempre los gustos de la otra persona, por supuesto. No hay nada que llene más que llevar a cabo una actividad como esta con alguien de nuestra confianza y con quien sabemos que estamos a salvo. Veréis cómo mejoraréis vuestra relación con esa persona y cómo se genera una relación de confianza mucho más potente con ella. En definitiva, ese es el objetivo principal que se debe manejar cuando hacemos sexo.

 

La energía renovable producida por las placas solares ya es una alternativa real

España es un país en el que el sol es una de las fuentes naturales de las que más y mejor bebemos. Y hay que seguir traduciendo eso en energía renovable. Parece que todos los entes políticos e institucionales así lo consideran, pero es cierto apuntar que tenemos un amplio margen de mejora a este respecto. Aprovechar las más de 2.500 horas de sol que tenemos en España al año es algo que no podemos dejar de lado y a lo que hay que sacar el máximo de los partidos posible. Y si no es así, es que algo estamos haciendo mal.

La mejor energía renovable que podemos producir en España es la solar por motivos obvios. El número de placas solares que se están instalando en todo el país está creciendo poco a poco, pero necesitamos implementar todavía más ese número con el firme propósito de dejar de depender de las fuentes de energía tradicionales. Si conseguimos esto, haremos posible que nuestra sociedad sea mucho más eficiente y más sostenible. Es nuestra responsabilidad que así sea, porque ya le hemos ocasionado diferentes males al medio ambiente y es el momento de que empecemos a hacer ‘penitencia’ por ello.

Mirad este enlace que os dejamos a continuación y que procede de la página web Geografía Infinita. En él, podéis ver dibujada nuestra Tierra con colores que van cambiando en función de las horas de sol que reciben unas zonas y otras. España está situada en una zona bastante privilegiada, pero hay zonas como África que podrían empezar a salir de la pobreza gracias a una apuesta firme y decente por el uso de una energía como la solar. Es por ahí por donde se deberían dirigir los esfuerzos industrializadores del continente. Y en España deberíamos seguir ese ejemplo.

La energía solar, en lo que a nuestro sistema de energías renovables se refiere, viene ganando terreno a pesar de que queda un amplio margen de mejora por cumplir. Según la página dedicada a la energía renovable en España, la potencia solar fotovoltaica y termosolar que está instalada en el interior de nuestras fronteras ascendió en más de 2.500 MW de 2019 a 2020. Es una buena noticia que continúa el camino marcado en el paso de 2018 a 2019, cuando se aumentó esa potencia en más de 4.000 MW. En dos años, hemos pasado de los 7.018 MW a los 13.850. Y hay que seguir implementando estos guarismos para seguir creciendo.

Ahora que todos y todas tenemos en mente que la factura de luz va a subir una auténtica barbaridad,  empezamos a valorar alternativas para intentar gestionar este gasto de otra manera. Y la energía renovable que genera una placa solar es una de las que empieza a ser habitual en muchos de los hogares españoles. Los profesionales de Eficiencia-V nos han trasladado que ha crecido de un modo exponencial el número de solicitudes de presupuesto en los últimos tiempos, lo cual es una buena noticia para que las familias reduzcan su consumo energético y para la salud de nuestro entorno.

Una necesidad para el medio ambiente

Ya lo hemos comentado, pero este asunto merece que incidamos todavía más en ello: la apuesta por la solar como una fuente de energía renovable debe ser una obligación inexcusable en España porque contamos con los medios para conseguir depender en buena medida de esto y no de otros modelos de energía que implican un gasto energético que sabemos que no se va a recuperar y que influye de un modo más que negativo en nuestro medio ambiente.

Teniendo en cuenta que hay opciones para que España pueda presumir de aportar su granito de arena a la mejora de la salud del planeta, ¿por qué no apostar por ellas de una manera completa y sin miedos? ¿Por qué no hacerlo si, además, somos el país de Europa que más horas de luz tiene y que puede «vender» el excedente de energía solar a cambio de dinero o de otras fuentes que no son tan habituales aquí? Desde luego, esperamos sinceramente que nuestros políticos se hayan puesto ya a trabajar en este asunto, porque es el futuro de nuestra nación.

Estamos en un momento clave para el futuro del mundo y debemos tomar posiciones al respecto. El deber de España es colaborar con energías renovables como la solar, de la cual se pueden obtener grandes cantidades aquí. Se va a generar una industria y una demanda muy importante al respecto que hará que, económica y socialmente, nuestro país sea un entorno mucho mejor para vivir. ¿Y no es eso lo que andamos persiguiendo todas y cada una de las personas que residimos aquí? Es el momento de lanzarnos a la caza de ese objetivo.

Vamos a analizar el turismo

No cabe duda de que el sector turístico ya fue uno de los más damnificados el año pasado y de que este nuevo año pandémico, 2021, va a seguir siéndolo. Eso no es discutible, sobre todo si tenemos en cuenta las nuevas noticias que siguen pareciendo en los medios de comunicación cada día:

Y es que no podemos olvidar que España ahora mismo está a la cabeza de contagios en Europa por culpa de la dichosa variante Delta. La buena noticia es que la mortalidad por culpa del covid19 ha caído mucho gracias a las vacunaciones, igual que los ingresos, pero en cuestión de contagios vamos ganando por goleada a cualquier otro país europeo.

Tengo una amiga, nacida en algún país de habla francesa y religión musulmana (la verdad es que son familia de mundo y ya no tengo muy claro su origen), que ahora mismo vive en Bruselas, de hecho lleva años viviendo en Bruselas con su marido y sus hijos pero casi todos los veranos viene a visitarnos porque adora España y el tiempo que pasó como estudiante de instituto con nosotros. Pues bien, ayer mismo me mandaba un pantallazo de Europa donde casi todas los países estaban coloreados en verde, también aparecía alguno en color amarillo como excepción y luego estábamos nosotros en rojo granate cual bomba a punto de explotar. La pobre, toda inocente me preguntaba “¿esto es verdad? ¿España vuelve a estar tan mal?” y yo le contesté la verdad: “pues no lo sé, supongo que sí porque la incidencia no para de subir pero nos lo tenemos merecido, por eso el único país Europeo en el que se relajan las normal y la población se cree que esto es jauja”.

No se trata de que en otros países no hayan jóvenes cometiendo locuras, no se trata de que no haya ocio nocturno que no cumple la normativa como tampoco lo hacen aquí (yo misma he visto a la gente bailando, espalda con espalda, con copas en la mano y sin mascarilla dentro de locales de ocio nocturno que no deberían permitir algo así), de lo que se trata es de que en España tenemos siempre las de perder por varios motivos:

  • Somos país turístico, y eso provoca que accedan por nuestras fronteras miles de turistas cada día que puedan ser portadores de las ya conocidas o nuevas cepas de covid19.
  • Esos turistas, junto a nuestros propios descerebrados, montan fiestas sin ningún tipo de precaución, como si la pandemia no existiera y donde el alcohol es el invitado de honor.
  • Además, de los jóvenes (que tienen mucha culpa pero no toda) tenemos a población de todas las edades que ya se pasa a la torera cualquier tipo de restricción. De hecho, yo misma he optado por no acudir a terrazas de bares ya que dejan fumar y campar a sus anchar entre las mesas a toda su clientela. Luego dicen que lo pagamos con ese sector pero es que son los primeros interesados en que se cumplan las medidas pero no hacen nada por cumplirlas (en mi caso la gran mayoría de sitios en los que he estado).
  • Se elimina la obligatoriedad de llevar mascarilla al aire libre pero recomiendan su uso donde no se pueda guardar la distancia de seguridad y en espacios cerrados pero nuestra población, o gran parte de ella, decide quitársela sí o sí en cualquier acera de menos de un metro de ancho en la que te vas a cruzar con un montón de gente y te da igual no llevar mascarilla porque “estás al aire libre”.
  • Etc.

Al final es normal que volvamos a estar en la cabeza de los contagios de Europa, es lógico, y lo único bueno es que ahora hay menos muertos que antes gracias a las vacunas y a pesar de los negacionistas y antivacunas.

Por todo esto, y sabiendo como sé que los precios de los hoteles no han caído lo suficiente como para que los nacionales de economía media podamos plantearnos la posibilidad de ser nosotros quienes llenemos el vacíos de los turistas pues aunque siento mucho que hayan miles de familias pasándolo mal (pagan justo por pecadores) no me dan tanta pena los grandes empresarios de cadenas hoteleras.

Turismo rural en auge

Ahora bien, intenta hacer una reserva en cualquier casita rural o camping resort y verás lo que te dicen desde allí: completo.

Y es que ante la posibilidad de vivir aglomeraciones en paseos playeros y acabar con el cartelito de “contagiado” colgado del pecho, muchos de nosotros hemos optado por el turismo rural. Es mucho más económico, podemos ir en familia, no hay aglomeraciones, se pueden realizar actividades y vivir un turismo cultural a partes iguales y lo mejor de todo es que los dueños delos alojamientos suelen ser mil veces más amables y simpáticos que los dueños de los hoteles así que el hecho de que mi dinero vaya a parar a sus bolsillos me hace mucha más ilusión.

Según Ruralzoom, buscador de alojamientos rurales en Andalucía, Asturias y otras comunidades, la reserva de alojamientos en agosto es impresionante, y en septiembre se sigue la misma tónica, sobre todo los fines de semana. Por eso, cuando las noticias hablan de catástrofe en el sector turístico o de nueva posible catástrofe deberían matizar que hablan del sector turístico dirigido a extranjeros, porque quienes apuestan por el turista nacional bajando precios a un nivel aceptable y el sector rural están en la cresta de la ola.

Lo mismo ocurre con la hostelería, puede que el hostelero que vivía en Benidorm del turista inglés esté teniendo problemas grandes, y de verdad que lo siento mucho, pero el hostelero que no vive exclusivamente del turista extranjero está llenando la caja registradora como nunca.

Yo recuerdo que antes, cuando nos daba una locura y siendo tarde decidíamos salir a cenar por ahí, siempre encontrábamos mesa en un sitio u otro, ahora es imposible. El sábado pasado salí a tomar un helado que se lío en un paseo previo y acabamos a las 21:00 pensando en que no teníamos cena en casa, ni yo ni nuestros amigos, por lo que decidimos cenar fuera. Así que sentado en la mesa de la heladería llamé a 6 sitios diferentes que se nos fueron ocurriendo: un restaurante vasco, un argentino, un asiático, dos bares de tapeo distintos y una hamburguesería, ¿sabéis cuál era la respuesta en todos y cada uno de esos establecimientos hosteleros? “Lo siento, estamos llenos”. Y yo me alegro por ellos, de verdad que sí, se lo merecen después del año que llevan, pero el caso es que antes podíamos hacer estas cosas y ahora no, lo que viene a demostrar que la caída de gasto en hostelería no es tanta cuando hablamos de establecimientos visitados por el cliente nacional, sino más bien por el turista extranjero.

Luego, de nuevo, hablaría de cómo unos respetan todas las medidas de seguridad llamando la atención a sus comensales si no las cumplen y de cómo otros les dejan hacer los que les da la gana, desde fumar hasta levantarse y pasearse por las mesas sin mascarilla porque van jugando con un crío pequeño, a esos les diría que parte de la culpa sí es suya, y siento mucho si soy tan clara.

Además, yo tengo una hija de dos años que también quiere moverse y se aburre sentada en la mesa pero o se aguanta o me la llevo lejos, a una espacio amplio donde pueda andar con ella un poco, lo que no hago es pasearme entre las mesas sin mascarilla jugando con la peque porque, obviamente, en esa situación la distancia de seguridad se va a freír espárragos.

Al final tenemos lo que nos merecemos. No vienen los turistas porque nos hemos pasado por el forro las restricciones consiguiendo que la incidencia subiera en España de nuevo de golpe y porrazo, la hostelería tiene ciertos problemas según el tipo de establecimiento que tengas y a quien esté dirigido, y no se consigue un número de reservas decentes en las zonas más turísticas porque todo está dirigido al extranjero y el nacional ha preferido optar por el turismo rural así que… ¿qué más queremos?

Las cosas que debes tener en cuenta antes de tener una mascota

Tener una mascota es el deseo de muchas personas. Puede ser muy bonito tener un animal, pero también hay que tomar la decisión con información. Antes de lanzarte a la aventura debes pensar bien la decisión, ya que hay que tener en cuenta muchas cosas como que hay que dedicarles tiempo todos los días, hay que conocer todos sus cuidados o también en el caso de que te vayas de vacaciones deberías tener claro qué hacer con tu mascota.

Y para ayudarte a tomar la decisión en este artículo hemos reunido las principales cosas que debes tener en cuenta antes de tener una mascota.

  • Te va a quitar mucho tiempo

Las mascotas quitan mucho tiempo todos los días y eso lo tienes que tener claro. Si no dispones de tiempo o de ayuda será muy difícil cuidar bien a tu animal. Algunas mascotas requieren menos tiempo como pueden ser algunos roedores, ya que tan solo hay que limpiar sus jaulas y darles de comer. Pero ya es algo que hay que hacer todos los días. Otras mascotas necesitan más tiempo, como los perros, ya que hay que sacarlos a pasear varias veces al día. Por lo que debes contar con tiempo para poder dedicar al cuidado de la mascota.

  • Debes informarte bien de sus cuidados

Por supuesto, antes de tener una mascota debes conocer muy bien sus cuidados y cómo es su alimentación. Esto es una cuestión fundamental. Debes conocer al pie de la letra todo este tipo de cuestiones si no quieres tener ningún susto. Y es que el mínimo descuido como o dar a tu mascota un alimento que no puede comer le puede hacer enfermar.

También debes informarte bien de las vacunas, cada cuánto tiempo visitar al veterinario o los papeles que necesitas para poder tener a tu mascota en regla.

  • Tienes que pensar que harás con tu mascota cuando viajes

Normalmente cuando una persona se plantea tener una mascota piensa en su día a día. Sin embargo, en muchas ocasiones se olvida de que si se va fuera de vacaciones tiene que pensar qué hacer con el animal. Existen muchas opciones sobre qué hacer con el animal en el caso de viajar, pero te vamos a explicar las más habituales.

  • Dejar al animal con un amigo o familiar: la forma más barata es confiar a la mascota a un amigo o familiar que te hará el favor de cuidarla mientras tú estás fuera. Pero no todo el mundo puede contar con esta suerte.
  • Hotel de mascotas: existen negocios que cuidan a los animales cuando una persona se va de viaje. No suelen ser baratos, ya que se paga por cada noche que el animal pasa ahí, pero es una opción a tener en cuenta porque el propietario puede disfrutar de total tranquilidad al saber que su amigo se encuentra en manos profesionales.
  • También puedes viajar con tu mascota: otra opción es llevarte de vacaciones a tu mascota. Esto es mucho más fácil que hace unos años. Incluso la mascota puede viajar en avión y hospedarse en un hotel. “Las mascotas que viajan en avión lo hacen de manera segura y tranquila. Una vez que entran en las instalaciones de la compañía aérea son llevadas a la zona especial habilitada para animales, con veterinarios y personal especializado, ahí asumen su situación y se quedan muy tranquilitos durante el viaje”, explican desde Animales por Avión , empresa especializada en el transporte de animales domésticos. Por lo que puedes viajar con tu mascota y hospedarte en un hotel ‘pet friendly’ sin problemas y así poder disfrutar de las vacaciones junto a tu animal.
  • Dejarlos solos: esta opción no es la recomendable y solo es apta para algunas mascotas pequeñas. Si te vas fuera pocos días puede ser una opción a tener en cuenta, aunque suele dar mucha pena se puede hacer sin problemas. Esta opción como decimos no se puede realizar con algunos animales, pero si con otros como peces, pájaros o roedores. Pero para poder dejarlos solos hay que contar con un dispensador de comida y bebida. En estos artículos se les pueden dejar provisiones para los días que tengas que estar fuera y ellos irán comiendo poco a poco cuando vayan teniendo hambre. También existen otros dispensadores más modernos en los que se les puede indicar cuándo dispensar la comida para que los animales no coman más de la cuenta. Por ejemplo, se puede establecer que dispensen comida todos los días a las 14.00 horas. En definitiva, no es la mejor opción pero puede ser muy útil para algunas personas.

 

  • No es barato tener una mascota

Tener una mascota no es nada barato. Existen multitud de gastos asociados a los que debes hacer frente. Desde la alimentación, sus vacunas y los accesorios que necesitas como una jaula en el caso de una pequeña mascota o si hablamos de un perro necesitarás una correa o un bozal. Esto son pequeños gastos, pero los más importantes y abultados son las visitas al veterinario en el caso de enfermedades o vacunas. Y es que una visita periódica puede ser un gasto bastante fácil de asumir, pero si el animal necesita una cirugía o medicación especial el presupuesto sube de manera considerable.

Para que te hagas una idea de los gastos que puede suponer una mascota el medio Animal’s Health publicó un artículo (que puedes leer completo pinchando aquí) en el que indican que el gasto medio anual por propietario y mascota en España es de 1.260 euros anuales. Esta suma total se divide en 823€ en alimentación, 353€ en gastos veterinarios y 83€ en accesorios y juguetes.

Estas son las principales cuestiones que hay que pensar bien antes de tomar la decisión de tener una mascota. Y a todo esto hay que añadirle amor. Cualquier mascota necesita cariño y dedicación y si quieres ser un buen dueño se lo debes ofrecer.

Qué es una Sociedad Cooperativa y sus principales características 

Si estás pensando en emprender seguro que tienes multitud de dudas y una tiene que ver con cuál es la mejor forma jurídica para tu emprendimiento. Una forma muy interesante en España son las Sociedades Cooperativas, que a pesar de los grandes beneficios con los que cuentan son bastante desconocidas. Por ello en este artículo vamos a conocer todas sus características.  

· Qué es una Sociedad Cooperativa

Una sociedad cooperativa se trata de una sociedad constituida por varias personas que se asocian bajo libre adhesión y baja voluntaria para realizar actividades empresariales con estructura y funcionamiento democrático, tal y como explica el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. 

Las sociedades cooperativas se pueden distinguir fácilmente, ya que en su denominación deben incluir las palabras S.Coop o Sociedad Cooperativa. Otras características sobre este tipo de sociedad es que deben constituirse por al menos 3 socios en el caso de las cooperativas de primer grado y en las cooperativas de segundo grado deben formar parte al menos 2 cooperativas. 

Para poder constituirse se debe realizar mediante escritura pública que debe inscribirse en el Registro de Sociedades Cooperativas. Se deben presentar además en esta entidad algunos libros oficiales como el registro de socios, las aportaciones al capital social, las actas de la Asamblea General, del Consejo Rector y del Comité de Recursos. También el libro diario y el libro de inventarios y cuentas anuales.

· TIpos de cooperativas 

Existen diferentes tipos de cooperativas y hay que saber distinguirlas, hay cooperativas de primer grado, de segundo grado y grupos cooperativos. 

Respecto a las cooperativas de primer grado existen varias tipologías, desde cooperativas de trabajo asociado, de consumidores y usuarios, de viviendas, agrarias, de explotación comunitaria de la tierra, de servicios, del mar, de transportistas, de seguros, sanitarias, de enseñanza o de crédito. Y este tipo de cooperativas se pueden conformar por 3 socios. 

Las cooperativas de segundo grado deben constituirse (como mínimo) por dos cooperativas, aunque se pueden integrar otros socios, ya sean personas jurídicas, empresarios individuales o socios de trabajo. 

Mientras que los grupos cooperativos se trata de un conjunto de varias cooperativas en las que una ejerce como líder o entidad cabeza de grupo. Y se pueden constituir grupos cooperativos de cualquier clase, tal y como indica el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. 

· Órganos sociales 

Hay que señalar que las sociedades cooperativas deben contar con órganos oficiales, siendo estos la Asamblea general, el Consejo rector, Intervención y Comité de recursos. 

La Asamblea general es un órgano que debe estar formado por todos los socios que forman parte de la cooperativa y en en este órgano cada socio cuenta con un voto. La asamblea general tiene el objetivo de deliberar el futuro de la entidad y adoptar acuerdos o asuntos de su competencia. 

El Consejo rector es un órgano que se encarga de la alta gestión de la entidad, supervisa a los directivos y representa a la sociedad. Según establece la ley este órgano debe estar formado por al menos tres consejeros pero no puede superar los 15 miembros. 

El órgano de Intervención se ocupa de la fiscalización de la cooperativa y tiene el objetivo de comprobar la documentación de la sociedad. 

Por último, el Comité de recursos resuelve las sanciones impuestas a los socios en el Consejo rector. 

· Fiscalidad, responsabilidad y capital 

Una de las principales características y ventajas de las sociedades cooperativas es que cuentan con una ventajosa fiscalidad. “Las Sociedades Cooperativas cuentan con una atractiva fiscalidad. Por ejemplo, en Cantabria pueden acceder a las Subvenciones de Economía Social del Gobierno autonómico, que van desde 10.000 a 25.000 € para creación de cooperativas, más 3.000 € ó 5.000 € por cada socio trabajador que se incorpore a la sociedad”, explican desde Trámites Fáciles Santander Abogados & Asesores, despacho de abogados en Santander que presta  servicios de asesoramiento jurídico, fiscal, laboral y contable. 

En cuanto a la responsabilidad, también es ventajosa, ya que las deudas de los socios estará limitada a las aportaciones al capital social. Sobre el capital hay que señalar que los Estatutos de la sociedad cooperativa deben fijar el capital social mínimo con el que se puede constituir la entidad y que debe ser desembolsado por los socios desde su constitución. Otra cuestión importante sobre el capital social es que las aportaciones de los socios deben realizarse en efectivo y pueden ser voluntarias y obligatorias, y pueden disponer de derecho de reembolso de baja o el Consejo Rector puede rehusar el desembolso del capital por baja. 

Estas son las principales cuestiones y características que debes conocer sobre las sociedades cooperativas. Además, deberías saber que en función de donde quieras crear la sociedad cooperativa deberías informarte de la legislación vigente en la Comunidad Autónoma, ya que varía en cada región.