Cuando la reforma se hace por partes

No es que yo sea una persona que se pase el día pensando en la decoración ni mucho menos pero desde que me mudé y reformé el piso a mi gusto tengo un sueño que no creo que vaya a cumplir nunca. Por aquella época descubrí un montón de revistas online, y físicas, sobre decoración, reformas e interiorismo y ahora no puedo dejar de mirarlas. Es como si me hubiera aficionado a ellas y sean mi droga. Si no les hecho un ojo, aunque sea por encima, una vez a la semana, se me mete en la cabeza la idea de que aún no he visto las fotos de las casa de revista que aparecen y no puedo dejar de pensar en eso.

Llamadme loca, u obsesionada, peso desde entonces es mi nuevo hobbie y no puedo evitarlo. Prefiero eso al fútbol la verdad. Además, como en su día solo pude redecorar como yo quería le salón y la habitación de matrimonio pues no puedo dejar de coger ideas para cuando reforme la oficina, o el baño por ejemplo.

En esas revistas conocí el trabajo de muchísimos interioristas pero mi sueño desde entonces es que este diseñador de interiores de lujo en Alicante venga un día a darle una vuelta de 360º a mi casa. Lógicamente no puedo permitírmelo pero después de ver su trabajo me muero por tener algo suyo, aunque solo sea el diseño de una estancia.

Mientras sueño, lo que sí veo más viable es reformar por fin esa oficina de la que os he hablado y mejorar un poco la eficiencia energética dela vivienda. Y es que cuando nos mudamos pudimos cambiar toda la instalación eléctrica y la de fontanería para mejorarla y adaptarla a los nuevos tiempos, también hicimos la cocina nueva entera y, como ya os he adelantado, redecoramos salón y dormitorio, pero el presupuesto se nos acabó ahí y hay algo muy importante que se nos quedó en el tintero: las ventanas.

Cerramientos eficientes

Cuando vimos el piso y decidimos comprarlo no pensamos, en ningún momento, en cambiar los cerramientos porque eran ventanas correderas de PVC blancas y parecían modernas así que pensamos que este apartado de reforma no sería necesario. Craso error. Son unas ventanas finísimas, que no cierran herméticamente y con un cristal que parece de papel de fumar. Conclusión: en invierno nos pelamos de frío hasta el punto de que si nos sentamos cerca de una ventana, por muy cerrada que esté, notamos la corriente helada del exterior.

El caso es que ahora, tres años después, no nos queda otra que invertir en cerramientos mucho más eficientes que los que tenemos ahora y aunque es algo que es muy importante la realidad es que no me hace ninguna ilusión.

Soy una egoísta, lo sé, pero como lo que me gusta es la decoración, pensar en meter tanto dinero en algo que no se va a notar estéticamente hace que se me lleven los demonios. Obviamente, otra cosa es que reconozca la necesidad de hacerlo y la ventaja que tendrá estar calentitos en invierno gastando mucho menos en calefacción que lo que venimos gastando hasta ahora.

Vamos a instalar estas ventanas de PVC Replus en toda la casa. Es una de las marcas que más nos han recomendado y como las hacen a medida nos aseguramos de que encajen a la perfección en el hueco de nuestras ventanas. No os voy  a hablar de presupuesto pero ya os adelanto que barato no es.

Igual si tienes tres o cuatro ventanas pues la cosa no se eleva tanto pero en nuestro caso necesitamos dos puertas correderas de balcón, dos ventanas enormes (de unos 2 metros de largos cada una) y tres ventanas normales de 120 centímetros de largo por unos 90 de alto. Es decir, muchos cerramientos y muuuuy grandes. Pero bueno, lo mismo nos pasó cuando quisimos poner mosquiteras… si quieres luz, y la posibilidad de tener un buen sistema natural de renovación de aire es lo que tiene.

Eso sí, ya que las cambio voy a ponerlas de un acabado que, aunque es PVC, simula la madera. Me encanta esa idea.

Y por supuesto, como no puedo llamar a mi decorador favorito, ya tengo en mente lo que haré en la oficina.

Dividir espacios

Tenemos que entender que hablamos de una oficina bastante grande y que somos dos los que solemos usarla de pos sí casi a diario. Si a eso le añadimos que nuestra hija no tendrá ordenador en la habitación sino que para hacer deberes tendrá que usar el de la oficina (es un acuerdo al que hemos llegado) la cosa se complica un poco así que ya no parece un espacio tan grande como aparenta en un primer momento.

Tenemos dos estanterías enormes, tipo librería con mucho fondo, repletas de libros y claro, eso también quita mucho espacio así que mi idea es la siguiente  ¿y si en una misma estancia dividimos los espacio de alguna manera para crear un espacio de lectura con una buena butaca, una mesita con luz y las estanterías por un lado, y un amplio escritorio corrido con los dos ordenadores que necesitamos en el otro lado? Así, no nos agobiaríamos tanto al ver las paredes cubiertas ya que en la oficina podríamos tener todo despejado.

Mi idea es utilizar las típicas celosías cerámicas o algo similar para dividir el pequeño rincón de lectura de lo que sería el resto de la oficina. En Cerámica para Arquitectura he visto un modelo, el CLS 003 en blanco, que me ha encantado. También creo que podría quedar muy bien en  negro (es más económica) pero ya que nos ponemos, nos ponemos, y con el blanco sé que vamos a triunfar. Además tampoco se trata de crear un muro enorme con celosía como si pretendiera hacer dos habitaciones de una, no es eso. Lo que quiero levantar es como un tercio de ancho de lo que mida la habitación de largo, es decir, muy poco. Prácticamente será como medio metro de ancho por los 2,10 de alto que mide hasta el techo. En otras palabras, quedará medio escondida la butaca con la mesita de noche pero las estanterías se seguirán viendo desde la entrada aunque se marcarán los dos espacios bien diferenciados gracias al efecto de las celosías.

No sé si es la idea perfecta pero ahora mismo es la que tengo en mente y la que pienso poner en práctica dentro de un par de meses, cuando pille las vacaciones.

¿Qué me quedará entonces? Pues el baño, la alacena (que también pretendo reformarla) y la habitación de la peque que tiene muebles en buen estado, pero reutilizados, y quiero hacerle algo más moderno y duradero.

Poco a poco lo tendré todo hecho y tal vez, cuando acabe, vuelva a empezar…. Nunca se sabe.

Todo lo que quieres saber sobre copas, vasos y otros recipientes

El beber vino se ha convertido en todo un arte. Ahora bien, el arte hay que tenerlo en todos los aspectos. No nos vale tener una bodega Deluxe si luego lo estropeamos en la forma de decantarlo o de beberlo. Por este motivo, tenemos que estar atentos a todos los detalles. Ahora mismo hay un sinfín de elementos para hacer de nuestra cata el momento perfecto. Nos ponemos en contacto con Cristafiel para que nos hagan un resumen de las copas, vasos, decantadores, oxigenadores, etc, que puedes encontrar.

Y es que ya os decimos que el mejor vino del mercado se puede convertir en algo peleón si no sabemos ubicarlo en el recipiente adecuado. Por eso te vamos a recomendar las principales copas donde beber vino, pero también los elementos que hay para poder mantener el caldo en las mejores condiciones para ser consumido.

Copas

Las copas tienen que ser de cristal de alta calidad, su gran resistencia y tratamiento reforzado la hacen ser la copa más recomendada para uso habitual. Con un tratamiento específico para evitar la corrosión del lavavajillas y las rayaduras. Pero si eres de los más exigentes, tienes que beber en las copas Premium Wine de 440 y 550 ml. Estas están fabricadas con el nuevo vidrio sonoro superior Star Glass. El resultado es un perfecto cristal de color neutro con un brillo deslumbrante y un diseño moderno y sofisticado.

Por su parte, la versión de 560ml permite su uso tanto para blancos, tintos y rosados. La versión Wine Plus esta especialmente indicada para grandes vinos, dada su gran capacidad aumenta y mejora los niveles sensoriales del vino, los aromas y matices se abren y perciben con mayor intensidad. Gin Plus esta especialmente diseñada para disfrutar de buen un Gin Tonic, los aromas de los botánicos se realzan por el perfecto diseño de la boca y paredes de la copa, que permiten agrandar la intensidad de todos los ingredientes y aromas.

Decantadores

Pero un buen bebedor de vino tiene que tener en sus casas, unos buenos decantadores. Las últimas novedades que traemos son mucho más que los clásicos decantadores, son iconos del estilo en la mesa, recipientes que bien podrían pasar por el más fino jarrón y que hacen que las bebidas potencien y afiancen sus sabores Sus forma minimalista recuerda a los decantadores de vino de siempre, pero con algo nuevo, su silueta es más angulosa y más fina, decora con gracia aportando modernidad. Incluso puedes aprovechar para comprar una jarra. Un complemento divertido que sirve para enfrescar y saborear mejor cualquier bebida. Su calidad extraordinaria y resistencia la hacen un must de las mesas más guerreras.

Cubiteras

De diferentes tamaños, con posibilidad de personalizar con tu marca o imagen corporativa. Algunas vienen con luces LED. Una tecnología que avanza mucho para cubiteras. Fabricadas con materiales resistentes y duraderos, es el complemento perfecto, que además de enfriar botellas de champagne, cava, vino, etc., decora e ilumina tu establecimiento creando una atmósfera llena de glamour y elegancia.

Complementos

Los complementos perfectos para el vino. Decantadores de cristal para vinos, sacacorchos, oxigenadores, etc. descubre un amplio catálogo de accesorios. Si te apetece una copa, servir a cada invitado su vino favorito o porque tu pareja no bebe, Coravin es el accesorio fundamental si no quieres terminarte una botella de una sentada. Dejarás de desperdiciar vino y beberás sabiendo que el vino que no termines hoy seguirá en perfecto estado cuando quieras volver a esa botella, ya sea en dos días, una semana o meses.

El nuevo Sistema de extracción de vinos te permite servirse una copa de vino sin extraer el corcho ni la cápsula, protegiendo el resto de la botella de la oxidación. El diseño elegante e intuitivo Coravin permite un servido de vino suave y fluido. Las Coravin Cápsulas Premium usan un 99.99% de puro gas argón para proteger el vino, copa tras copa.

Oxigenación

Se trata de un sistema de oxigenación instantáneo que te permitirá oxigenar su vino de manera inmediata, sin necesidad de abrir la botella horas antes, permitiéndole disfrutar de todas las cualidades olfativas y gustativas desde la primera copa hasta la última. La oxigenación controlada es muy necesaria, ya que la excesiva oxigenación puede producir efectos contrarios a los deseados. Su uso es fácil y efectivo, teniendo la posibilidad de elegir dos opciones de oxigenación, una menor y otra mayor, pero estudiado para que en ambos casos, la oxigenación sea la adecuada para cada gusto. Ideal para sorprender a todas tus amistades.

Adquirir productos a precios al por mayor, el modus operandi de las familias durante la pandemia

Vivimos una situación que no nos hubiera gustado vivir en ningún momento. Estamos en un periodo de crisis económica provocada por el coronavirus, una situación que, desde luego, ha sido ocasionada sin que nos la esperáramos y sin que tuviéramos la menor previsión para hacer frente a ella. Cuando precisamente creíamos haber salido de la crisis económica provocada en el año 2008 y de la que salimos en 2016, nos ha llegado un mazazo, un verdadero jarro de agua fría del que nos tenemos que reponer a la máxima brevedad posible y con las menores consecuencias posibles.

Teniendo en cuenta esta tesitura, es lógico que las familias hayan intentado, por todos los medios, reducir el gasto en múltiples cuestiones. La verdad es que no debemos culparlas en absoluto por ello. En momentos de crisis es cuando más hay que apretarse el cinturón, y es ahí donde la gente empieza a elaborar nuevos modelos de compra. La compra mayorista es una de las opciones que más maneja la gente en periodos como los que estamos viviendo en la actualidad. Eso implica que se pueda comprar productos a un precio más reducido que de costumbre.

Y ojo, todo eso ocurre sin que se pierda un ápice de calidad. El motivo es que se eliminan intermediaros y eso hace que se dejen de lado algunos valores añadidos. Ahí es donde muchas familias han visto la reducción de precios y la posibilidad de obtener productos de la misma calidad a un precio inferior. Es mucha la gente que se está beneficiando de estas tesituras en los tiempos que corren y con una variedad de productos sin igual. Estamos hablando de referencias que tienen que ver tanto de alimentación como de calzado u hogar. Cualquier cosa puede obtenerse en el mercado mayorista.

El mercado mayorista ha crecido durante el periodo de crisis en el que nos encontramos. ¿El motivo? Los precios más asequibles a los que se pueden encontrar muchos productos. Los profesionales de Liquistocks, encargados de la venta al por mayor de diferentes lotes de productos, nos han informado de que el ahorro que ha pretendido encontrar la mayoría de las familias en estos tiempos difíciles está directamente relacionado con los productos del hogar. La razón que entienden lógica para explicar este asunto es el aumento de horas que hemos pasado todos y todas durante este último año en nuestras casas.

Los productos del hogar han sido necesarios para intentar hacer mucho más llevadera la cuarentena. Además de los casi tres meses que permanecimos recluidos de un modo domiciliario, son muchas las personas que, habiendo dado positivo en coronavirus, han tenido que quedarse en casa de manera obligatoria a pesar de que hubiera una disminución de las restricciones en su ciudad o comunidad autónoma. Lo cierto es que, a sabiendas de que es posible que nos toque permanecer dos semanas en nuestro domicilio (algo que a veces es obligatorio sin tener el virus) nos hemos tomado en serio eso de hacer de nuestro hogar la mejor trinchera para evitar el aburrimiento y convertirlo en el sitio que siempre hemos querido que sea.

Los productos de limpieza, los reyes de este mercado

Si una familia de productos ha sido la más demandada durante todo este tiempo en lo relativo al hogar, esa ha sido, sin duda, la gama de productos que tiene que ver con la limpieza, especialmente en lo que tiene que ver con los desinfectantes. Una de las recomendaciones básicas para luchar contra el coronavirus ha sido la de apostar por la limpieza y la higiene. Y las familias se han tomado esto muy en serio para prevenir el contagio (y la posible muerte) de alguno de sus miembros.

Estamos en un momento en el que hay que apostar por la limpieza sin dudar y, desde luego, esta ha sido una de las recomendaciones que más en serio nos hemos tomado en el último año. Desde luego, sin esa apuesta por la limpieza, estamos convencidos de que hubiera crecido de una manera exponencial el número de contagios y que hubiera sido muy difícil contener al virus en las diferentes oleadas en las que ha venido afectándonos.

Todavía no hemos ganado esta batalla, pero estamos seguros de que vamos a seguir mejorando los datos de cara a las próximas semanas. Al mismo tiempo, la vacuna seguirá llegando cada día a más gente, lo que hará que la situación, día a día, vaya estando más y más controlada, aunque la sensación sea la contraria. Estamos en una lucha muy dura que ya se alarga demasiado y estamos seguros de que vamos a ganar. Y, cuando lo hagamos, seguro que habremos aprendido a aprovechar el tiempo que tenemos con los nuestros: amigos, familia y demás.