Continúa creciendo el interés por el cuidado de nuestros dientes en España

En España siempre hemos presumido, y con mucha razón, de la calidad de nuestra sanidad. La verdad es que nuestro país es uno de los que mejor la han construido de todo el mundo. No en vano, somos una de las diez mejores sanidades públicas de todo el mundo. Y conseguir eso no es, en absoluto, sencillo. Son muchas las personas que tienen que trabajar en sintonía para que así sea. Y no ha sido fácil, pero en poco más de 40 años de democracia hemos conseguido que nuestro sistema sanitario sea potente y respetado en todo el mundo.

Pero hay algo que también debemos tener meridianamente claro: tenemos margen de mejora, sobre todo atendiendo a lo que respecta a la salud bucodental. Y es que no siempre la calidad de una sanidad tiene algo que ver con los hábitos de cuidado que la población tiene al respecto de su cuerpo. Es precisamente eso lo que ocurre en España en materia bucodental: tenemos profesionales que cuentan con una preparación tremenda, pero no contamos con los hábitos que todos y cada uno de nosotros debería tener para ser capaces de disponer de una buena salud bucodental.

Una noticia que fue publicada en la página web del diario ABC informaba de que hay una cierta desigualdad entre los niños del norte y del sur de España respecto a la salud bucodental de la que disponen. Los catalanes, vascos y navarros son los que más pueden presumir al respecto, mientras que en Andalucía, Extremadura y Canarias no han sido tan agraciados. El problema de base suele ser la caries. Y es algo grave que así sea puesto que ya sabemos la cantidad de riesgos que corre nuestra dentadura si es afectada de un modo severo por la caries. No olvidemos que estamos hablando de niños y que, si arrastran problemas bucodentales a tan pronta edad, podemos encontrarnos con un problemón dentro de unos años.

En la misma onda va un artículo publicado en la web de Redacción Médica y que achaca este tipo de problemas a falta de homogeneización de la cartera de servicios entre las Comunidades Autónomas. Sea como fuere, el caso es que hay que proporcionar todos los medios a nuestro alcance para hacer de los y las españolas personas con una buena salud bucodental. Empezando por los niños, inculcándoles hábitos de cuidado dental y buena alimentación. Como asegura uno de los expertos en la noticia, “cada euro invertido en prevención es un euro ahorrado en tratamiento”.

En España, disponemos de más medios que nunca a la hora de tratar cualquier problema de índole dental. En los tiempos que corren, es mucho mayor la información de la que se dispone a la hora de adquirir nuevos y buenos hábitos. Además, hay mejoras tecnológicas que nos han permitido innovar en los tratamientos y buscar nuevas soluciones. Por si fuera poco, se ha producido un fuerte compromiso por parte de la comunidad dental para realizar campañas de marketing orientadas a concienciar a la gente acerca de la importancia de este asunto. De la combinación de todos esos factores ha resultado un cuidado dental mucho mayor por parte de la población española en los últimos años, según nos han indicado desde la clínica dental de la Doctora Cachero.

No hay momento para el descanso

En la comunidad dental tienen claro que es necesario que toda esta labor descrita en el párrafo anterior siga creciendo y no se detenga jamás. Hay que seguir movilizando a la gente para que cuide de sus dientes porque, a pesar de no ser un aspecto de la salud que pueda matar a nadie, sí que es básico para llevar una vida con el máximo grado de bienestar posible. Y es que es muy molesto vivir con dolores en la boca que, además, puedan ser extensivos a otras zonas del cuerpo.

Resulta evidente que es muy importante tener en cuenta siempre a los más pequeños y pequeñas. El porqué también es obvio: si conseguimos que ellos y ellas se conciencien desde que son muy jóvenes acerca de la importancia de asuntos como el cepillado, las generaciones que vengan después adquirirán ese aprendizaje todavía más rápido, logrando que la salud dental sea algo cada vez más extendido en el interior de nuestras fronteras.

Vamos dando pasos, eso está claro, pero nunca hay que relajarse. Un momento de descanso podría suponer una recaída. La salud dental está muy infravalorada muchas veces, pero no cabe duda de que tiene una importancia tremenda en la vida de la gente. Son muchas las personas que podrían contarnos qué tal se vive con una muela picada, con dolores constantes en cualquiera de sus piezas dentales o con aspectos inherentes a este asunto como la caries o la halitosis. Ya os podemos adelantar que esto no es precisamente sinónimo de una buena calidad de vida.

Deja una respuesta