De vez en cuando en el hogar hay que hacer grandes coladas, de artículos que muchas veces ni entran en la lavadora de casa como edredones, alfombras, mantas o cortinas. Y sabemos que este tipo de coladas pueden suponer el desembolso de gran dinero en la tintorería, por eso te vamos a dar algunos trucos para hacer grandes coladas. En algunos casos cómo lavar las prendas más complicadas en el hogar, pero también te vamos a aconsejar los mejores negocios para lavar estos artículos. 

· Lava el edredón en la bañera 

El edredón suele ser de los textiles del hogar más complicados de lavar. Primero por su tamaño que en  muchas ocasiones no entra en la lavadora, pero también por su delicadeza. Para lavarlo puedes optar por diferentes opciones como hacerlo en una tintorería, pero la versión más económica es lavarlo en casa en la bañera. Sí como oyes en la bañera y te vamos a contar cómo deberías hacerlo. 

Lo primero que tendrás que hacer es llenar la bañera con agua templada, pero sin pasarse, ya que cuando introduzcas el edredón subirá considerablemente el nivel del agua. Echa detergente para prendas delicadas. Ahora sumerge bien el nórdico hasta que quede cubierto totalmente de agua. Ahora déjalo un poco y de vez en cuando remuévelo. Si sabes que tiene alguna mancha frotala bien para que desaparezca. Ahora ya podrías aclarar el edredón, para hacerlo vacía la bañera y usa la alcachofa de la ducha para ir echando agua por todas las zonas. Si ves que el jabón no desaparece vuelve a llenar un poco la bañera y aclara bien el edredón. Después escúrrelo para quitar agua y que el secado sea más rápido. Para que se seque bien es mejor hacerlo en exterior y deberías tenderlo bien estirado. Y pasado el tiempo de secado ya tendrías tu edredón limpio. 

Otra opción para lavar el edredón y otras prendas grandes que es imposible hacerlo en las lavadoras del hogar es en las lavanderías autoservicio. Es la opción más barata del mercado, ya que por ejemplo en las tintorerías cobran por prenda y unos precios que rondan por ejemplo los 50 euros el nórdico. Por ello es mucho más económico hacerlo en una lavandería autoservicio. Por un módico precio (que no supera los 8 euros) puedes realizar un lavado, y ahí no solo incluye el ciclo de lavado sino también el detergente y suavizante. Además en el mismo establecimiento puedes posteriormente secar la ropa en secadoras y llevarte a tu casa las prendas totalmente limpias y listas para guardar. En el caso de las secadoras hay que indicar que incluso te puede salir más económico que la lavadora, ya que puedes ir echando dinero a la máquina si ves que necesita más tiempo. Es decir, en la mayoría de negocios de este tipo puedes comprar un secado de media hora por x euros (habitualmente entre 3 y 5 euros), pero posteriormente puedes ir echando monedas adicionales para añadir más tiempo si es necesario. 

¿Y dónde encontrar una lavandería autoservicio? Pues seguro que no te es complicado encontrar una lavandería de este tipo en tu ciudad o incluso en tu barrio, es un negocio emergente en España como demuestran en el periódico El Norte de Castilla en un artículo sobre este tipo de establecimientos que puedes leer completo haciendo click aquí. Además, incluso en algunas gasolineras y centros comerciales puedes encontrar zonas de auto lavandería para aprovechar el tiempo de espera de la colada y hacer la compra o limpiar el coche. 

Pues este tipo de establecimientos son perfectos para hacer este tipo de coladas, ya que disponen de lavadoras y secadoras de gran tamaño en las que entran prendas grandes. Además, los ciclos de lavado suelen ser bastante rápidos. “Las lavadoras semi profesionales disponen de una capacidad que en muchos casos es superior a los 10 kilos. Los ciclos de lavado y secado suelen variar en función del modo escogido y la temperatura, pero normalmente el lavado suele durar entre 30 y 40 minutos, mientras que el secado 40-50 minutos”, explican desde LavaTur, empresa especializada en la gestión y venta de lavadoras profesionales para lavandería. 

En definitiva, en muchas ocasiones sale mucho más económico acudir a estos establecimientos que a otros negocios más caros, incluso cada vez más personas están optando por hacer la colada semanal en las lavanderías antes que en casa. Normalmente porque un electrodoméstico de este tipo no es barato, y cada vez que se enciende supone un consumo importante de agua y luz. También hay que sumarle el coste del detergente y el suavizante. Por lo que si vas sumando costes puede ser interesante olvidarse de hacer la colada en casa, pero también hay que tener en cuenta la comodidad. 

Las alfombras son otra de las prendas más complicadas de lavar, especialmente las grandes y las de materiales delicados como el pelo. También hay que tener en cuenta que muchas no se pueden mojar, por lo que para limpiarlas tendrás que aspirar bien la suciedad y sacudirlas. Pero para todas aquellas alfombras que sí se pueden lavar te vamos a indicar cómo es mejor hacerlo. 

El primer paso es limpiar bien la alfombra, debes sacudirla bien e incluso te puedes ayudar de la aspiradora. Este paso es muy importante para eliminar la suciedad antes de lavar. 

Después puedes llenar un barreño de agua o lavarla en la bañera como con el edredón. Al agua añádele detergente y sumerge la alfombra una media hora. Después ve estrujando la alfombra con suavidad y sumergiéndola y sacándola del agua. Tendrás que cambiar el agua un par de veces hasta que cuando hagas ese proceso el agua no esté sucia, entonces la alfombra ya estará limpia. Pero tendrás que aclararla bien para eliminar todo el jabón o detergente. Posteriormente ponla a secar al aire libre bien extendida. Y ya tendrás una alfombra limpia. 

Esperamos que estos tres trucos para hacer grandes coladas y lavar artículos complicados os hayan servido de ayuda y podáis evitar gastos innecesarios en el lavado y secado de grandes prendas textiles del hogar. 

Deja una respuesta