Elegir disfraces del medievo está de moda

Hay mucha gente que adora la época de la edad media. No solo es que lean libros y vean todos los filmes que salen es que además les encanta la ropa y sentirse como si viviesen en aquella época. En los últimos años, como dicen desde La Casa de los Disfraces, ha aumentado mucho la demanda, especialmente gracias a las fiestas medievales.

Si se quiere disfrutar y vivir una fiesta medieval como mandan los cánones, merece la pena elegir un buen disfraz medieval y ser el personaje que más te guste. Por lo general, tanto si es una tienda online como física, suele haber un amplio catálogo de disfraces de esta época. Igualmente, se pueden acompañar de complementos y accesorios, además de maquillajes para ser más realistas.

Veamos ahora algunos de esos disfraces que se pueden encontrar en este tipo de tiendas de disfraces:

Caballero Medieval

El primer disfraz que merece la pena tener en cuenta es el de caballero medieval. Siempre suele ser de los primeros en los que pensamos cuando imaginamos la vida medieval. Es, sin duda, el personaje más clásico y que más veces ha sido protagonista de historia, con el permiso de los reyes.

Se puede optar por muchas combinaciones, por lo que podemos vestir de guerrero del medievo, caballero o de algunos de los famosos caballeros como por ejemplo el Cid Campeador, además da mucho juego porque se puede acompañar de las clásicas espadas, escudos o cascos.

Tabernero

Bueno, este disfraz es también muy popular y también bastante demandado por muchos de los profesionales de la restauración que trabajan en las fiestas medievales. Las tabernas en aquella época eran los sitios donde los caballeros se hartaban de beber vino o cerveza. Un sitio ideal que conviene no olvidar en cualquier fiesta medieval que se trate.

Si quieres tener una, solo tienes que habilitar alguna zona como si fuera una barra y así será muy original. Los disfraces son sencillos, pero nunca hay que olvidar que sean cómodos.

 Reyes y Reinas

En una fiesta como es debido no debe faltar nunca ni el rey ni la reina a la hora de presidir el banquete. Ellos deben tener un papel de protagonismo, por lo que en la sección de disfraces vas a poder encontrar toda clase de disfraces de reyes del medievo. Lo mejor es ir mirando y elegir el que más te pueda gustar.

Campesina

Pese a que no tenían tanto protagonismo como otros personajes, los campesinos en la época medieval fueron bastante importantes. Eran unas personas que trabajaban mucho y que su objetivo era darles comida y el mayor confort que pudieran a sus familias. Una época dura donde la nobleza con frecuencia abusaba en las condiciones de trabajo.

Joker

Los bufones eran unos personajes importantes, pues eran lo que se encargaban de animar las fiestas de la época y darles su toque final. No en vano hablamos de los que eran los humoristas o cómicos en aquellos tiempos.

Su misión era la diversión, así como hacer reír a la gente de la fiesta con toda clase de animados bailes y canciones, además de chistes.

Monjes

La iglesia tenía su poder en aquellos tiempos y tenían en los monjes a unos personajes de lo más comunes. Eran personas que dedicaban un tanto por ciento de su vida a orar, pero también a leer y a la cultura. Muchos historiadores, no sin razón, dicen que ellos fueron los encargados de salvar la civilización.

Como has visto, las posibilidades de disfrazarse de alguien de la época medieval, es cierto que son muchas y además el gran éxito de esta época ha hecho que aumenten incluso las opciones existentes.

Uno de los principales motivos del éxito de todo lo concerniente al medievo son las fiestas medievales, que además en España están teniendo un gran éxito. Aunque siempre hubo fiestas relacionadas con esta época, en los últimos años la buena aceptación de estas fiestas, han hecho que en muchos pueblos se hayan animado a montar todo tipo de fiestas medievales.

Son muchas las historias que se cuentan y hay gente que no sabe muy bien diferenciar una buena fiesta medieval de una que no lo sea tanto. En este sentido, lo mejor es siempre hacer caso a nuestros familiares y amigos o a las opiniones en Internet sobre las mismas.

Hay gente que se dedica a ir haciendo turismo aprovechando la asistencia a las fiestas medievales, lo que no nos parece una mala idea. Ahora, después de todo lo que te hemos dicho, solo te toca elegir tu disfraz y la fiesta en la que disfrutar, ¿no?