Las multas de hasta 200 euros que te pueden poner por conducir sin cinturón

El cinturón de seguridad es un elemento imprescindible, pero 442 conductores fueron sancionados por conducir sin cinturón en el año 2023.

La Dirección General de Tráfico (DGT) recuerda que es fundamental usar este elemento de protección. Los conductores que conducen sin cinturón, pueden perder 4 puntos del permiso de conducir y pagar una multa de 200 euros.

El organismo dirigido por Pere Navarro explica que hay cámaras en las vías que controlan si los conductores llevan el cinturón puesto o no. En España el uso de este elemento de protección es obligatorio desde 1975 para los asientos delanteros y desde 1992 para los traseros.

El cinturón no sirve para que los pasajeros no se muevan en caso de choque, sino para que amortigüen su deceleración. Está hecho para estirarse, para no causar lesiones graves al usuario.

Cuando vayas en un vehículo, debes tener en cuenta las siguientes normas:

-Es importante ponerse el cinturón en las plazas traseras y en las delanteras.

-Se recomienda llevar el cinturón bien ceñido al cuerpo. Evita las prendas muy gruesas porque restan eficacia al cinturón.

-No debes poner nada debajo del cinturón con el fin de ir más cómodo.

-No puedes poner toalla o funda en los asientos, ya que aumenta el efecto submarino.

-Comprueba que no esté enganchado o enrollado en alguna parte de su recorrido.

-Pasa la parte superior de la cinta por la clavícula, entre el cuello y el hombro.

-Coloca el asiento casi en ángulo recto, pero nunca demasiado inclinado.

-Cambia el cinturón cuando sufras un golpe, porque el trenzado de este elemento de seguridad habrá perdido su eficacia.

-Para que funcione en caso de accidente tiene que ir abrochado correctamente.

El cinturón siempre es obligatorio en embarazadas, pero hay que procurar que el cinturón no vaya sobre la zona del feto. Es obligatorio llevarlo porque sin cinturón, un pequeño choque puede hacer que el vientre golpee directamente contra el volante.

También es obligatorio llevar el cinturón en los asientos traseros, porque los pasajeros de detrás van exactamente a la misma velocidad que los de delante.

«Otra de las normas que afectan a los pasajeros de un coche, en concreto a los más pequeños, es el uso de los sistemas de retención infantil para los menores de edad cuya estatura sea inferior a 135 centímetros. Estas sillitas se han de colocar, siempre que sea posible, en los asientos traseros de todos los automóviles de hasta nueve plazas. Como parece lógico adivinar, en caso de incumplimiento de esta norma, la responsabilidad recae sobre el conductor, quien deberá abonar una multa de 200 euros, con la retirada de cuatro puntos del permiso de conducir», informa La Vanguardia.

Para evitar accidentes es importante cumplir las normas de seguridad, pero también es fundamental que el coche esté en perfectas condiciones.

Todos los coches deben pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) cada dos años, pero si tiene diez años, la ITV hay que hacerla todos los años.

Los profesionales de Gestecnica, expertos en homologar coches y todo tipo de vehículos, explican que para saber si el coche cumple todas las condiciones técnicas, los expertos revisan todas las partes del automóvil, sobre todo, los neumáticos.

Se comprueba que los neumáticos estén correctamente alineados, que la rueda no sufra roturas o un desgaste excesivo, que no haya cables al descubierto o que no interfiera la goma con otras partes del coche.

Todos deben ser iguales, es decir, mismo modelo, marca, dimensiones y tipo. Se considera una reforma si cambias los faros delanteros por otros. Es fundamental que todos estén homologados y situados en el emplazamiento original.

Se suelen hacer muchos cambios en la carrocería, pero tanto el paragolpes delantero como el capó influyen en el comportamiento del vehículo y en los impactos, por lo que cualquier cambio es necesario una homologación.

Si realizas reformas en el vehículo es aconsejable acudir a una empresa de homologación, porque estos profesionales se encargan de los problemas técnicos y legales que pueden surgir cuando se reforma un vehículo.

Es normal que el propietario realice reformas en el coche, pero los cambios y modificaciones deben estar homologados para superar la inspección técnica y evitar multas de hasta 500 euros.

Si tienes un coche clásico y no sabes si pasará la prueba. Debes saber que para catalogar tu vehículo como histórico debe tener 30 o más años de antigüedad.

También puedes mantener las características originales de época sin necesidad de adaptarse a las nuevas normativa, es decir, los espejos, luces de freno, indicadores de dirección, etc.

¡Confía en los profesionales para homologar tu vehículo!

Comparte:

Facebook
Twitter
LinkedIn

COMPARTE

Facebook
Twitter
LinkedIn

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Artículos relacionados

tecnología dental

Adelantos odontológicos en la actualidad

Un tema bastante importante que se debe considerar son los grandes adelantos odontológicos, actualmente. Para ello, hemos querido hablar con los profesionales de aquadental.es, que llevan años dando servicio en la industria y que están

Cómo catar un vino como un profesional

Cada vino lleva a su catador a una cultura fascinante y multifacética. Describirlo como un placer rápido y superficial y tratarlo como tal no haría justicia al cuidado y la pasión de todos los enólogos